La verdad: ¿por qué sube el precio de la luz?

Earl Warren aquel político y jurista americano dijo una vez refiriéndose al mercado eléctrico una de las frases más ciertas de la historia, «Franklin pudo haber descubierto la electricidad, pero es el hombre que inventó el medidor quien hizo el dinero».

Esos hombres, porque fueron varios, eran George Westinghouse y Oliver Shallenger, que en 1888 inventaron, lamentablemente para todos nosotros, aquel que puede ser a día de hoy uno de los inventos más macabros de la historia de la humanidad, tras el garrote vil y los ticket de la zona azul. Lógicamente me refiero al tan odiado CONTADOR DE LA LUZ.

Que la factura eléctrica esta por las nubes, no es un secreto sino una realidad. Pero una realidad que tiene muchos puntos que aclarar, debatir y discutir, porque en esto, como en la vida, ni los buenos son tan buenos… ni los malos son tan malos.

En unas pocas líneas, intentaré aclararos muchas de las dudas que hoy se pueden escuchar en aquellos serios programas mañaneros de expertos en todo, o en cualquier cola de supermercado sobre por qué pagamos tanto en la factura de la luz.

Por qué pagamos tanto en la factura de la luz

Para hablar y conocer algo del mercado eléctrico, pienso que no es necesario comenzar hablando de la liberalización de los gobiernos de Felipe y Aznar. Ni de la OPA a Endesa, o las puertas giratorias… Creo que se han hecho muchas cosas mal, pero sobre todo pienso que un sector estratégico como la energía, nunca tuvo que ser privatizado.

Recortemos así páginas de nuestro libro de historia y paremos en el 2018, hito importante para aclarar esta situación. Exactamente cuando la ONU creó la agenda 2030. Esto no es más que una serie de directivas para acabar con el cambio climático en la que los países se ven obligados a generar menos contaminación a partir de energías verdes y limpias.

Creo que se han hecho muchas cosas mal, pero sobre todo pienso que un sector estratégico como la energía, nunca tuvo que ser privatizado»

España y sobre todo el gobierno socialista, tomó la bandera de este cambio y planificó poner en marcha estas recomendaciones con un calendario poco real y poco meditado en mi opinión. Recordemos que ya en las legislaturas de 2004 a 20 diciembre 2011, se dio un fuerte impulso a las energías renovables, especialmente a las solares. Todo el mundo tenía huerto solar en sus campos. Se arrancaron miles de hectáreas de cultivos para poner placas. Alguna de ellas, curiosamente, daban energía ¡incluso de noche!

Como siempre, muchos son más listos de la cuenta y enchufaban grupos electrógenos de gasolina a la red, vendiendo dicha energía “solar” a precio de oro. Lograron un margen que a más de uno hizo rico en aquel momento. Al darse cuenta el Ejecutivo, en el 2010 paró de subvencionar la implantación de huertos solares y España pasó por una época de retroceso en cuanto a la implantación de energías verdes.

Con la llegada del actual presidente, esta planificación e implantación errónea de la agenda 2030 pasa por cerrar centrales térmicas de carbón y nucleares.

Una cosa es importante entender. Las energías verdes no son estables. Hoy en día no hay inventada una súper-mega batería que guarde la energía sobrante para gastarla en otro momento. Es por eso por lo que hay que tener claro que la energía con la que estoy cargando este ordenador, se está generando ahora mismo. ¿Qué quiero decir? Pues que cuando no hay sol, ni viento, ni las presas de contención con centrales hidroeléctricas tienen agua para generar… ¿De dónde sacamos la energía?

Pues la respuesta es fácil, pero algunas de las personas que hicieron esa planificación en el gobierno, no lo entendieron o no lo han querido entender. La energía tendremos que generarla en muchas ocasiones en esas centrales Nucleares, Térmicas de carbón o Térmicas de Gas que por la agenda 2030 estamos cerrando o de las cuales dependemos hoy en día totalmente.

Cómo funciona el mercado

El mercado es fácil de comprender. Una pequeña pincelada de forma resumida sería explicar que primero entran en subasta las nucleares. Las cuales siempre están funcionando por su dificultad técnica de arranque y parada de grupos. Éstas salen con un coste cero y parándolas incluso se perdería dinero

Después entran las energías verdes solares, eólicas e hidráulicas fluyentes, que sí o sí generan automáticamente ya que una vez instaladas tienen un coste variable muy bajo.

Y por último las energías fósiles, térmicas de Carbón y gas, con costes elevados por las materias primas de las que dependen, que junto al pago por las emisiones de CO2. son las que suelen marcar y elevar los precios, como ocurre en este momento.

A día de hoy, por ese parón de años en la construcción de solares y eólicas, unido a que estamos cerrando centrales convencionales principalmente de carbón, encontramos un problema. Que aún no tenemos un mix de renovable que las sustituya. Es decir, tenemos más demanda energética que oferta generada, originando así un déficit que nos hace depender de la generación más cara: las térmicas de gas. O en última instancia de comprar energía a Portugal, Marruecos y Francia a un precio más elevado que el nuestro, encareciendo nuestra factura.

Ante este panorama, en el que dependemos mayoritariamente de ciclos combinados de gas, se presenta “casualmente” una subida mundial del precio del gas…y ya tenemos el problema. Este 23 de septiembre a las 22 horas, el precio de MW/h será de 192,50€, nuevo máximo histórico.

¿Todos pagaremos más por nuestra factura?

¿Esto quiere decir que todos pagaremos más por nuestra factura? No, las personas que tienen la tarifa de último recurso (TUR) fijada por el gobierno para hogares con menos de 10kW de potencia contratada, no verán cambios, ya que pagan una “tarifa plana regulada”. En esta situación se encuentra el 20% de los hogares españoles.

El resto, salvo por una intervención como la que esta realizando el Gobierno, sí notarían mucho esa subida, ya que, para hacer una comparación, el año pasado por estas fechas el precio rondaba los 50€ MW/h.

Pero, cuidado, porque si ahora todos decidimos cambiarnos a la TUR, a la larga podemos pagar más que la tarifa del mercado liberalizado si la situación se normaliza, ya que esta tarifa que actualmente es tan alta, siempre ha estado muy por debajo del precio TUR.

Los medios de comunicación y el tratamiento de la subida del precio de la luz

Aquí conviene explicar algunos tópicos usados por los medios que, como siempre, politizados en su mayoría, no ayudan mucho al ciudadano.

  • ¿Ganan algo las eléctricas con esta situación? Pues no, los costes fijos son superiores al estar los costes de generación tan altos. Además, con la TUR, se deja al descubierto muchos de esos costes fijos que tienen que ser asumidos por las eléctricas.
  • ¿Como se puede intervenir por parte del gobierno? Pues bajando el IVA y asumiendo los costes regulados dentro de la factura. Es decir, dejando de ingresar un buen pellizco como siempre hace con nuestra factura, que a la larga perjudica a todos.
  • ¿Bajará el precio? Pienso que algo bajará a corto plazo, pero la subida aun no terminó, por lo que estaremos batiendo récords históricos día a día. Aun hay margen de subida. Si comparamos España con el resto de Europa, aun estamos lejos de los 3000 euros el MW/H de Gran Bretania o de los 250€ de Italia.

Pero, ojo, tenemos que aprender de estas situaciones. A diferencia de esto, encontramos el mercado Frances, que aún con precios altos, no dependen de Gas como el resto de los sistemas europeos y dichas facturas son mayoritariamente impuestos. ¿Por qué? Sencillo. España tiene cinco centrales nucleares y Francia 58. Mientas el resto de Europa vive de la energía nuclear, limpia y barata, pero “peligrosa”. Nosotros solo queremos depender de las energías renovables…Y esto NO ES POSIBLE.

Siempre digo lo mismo, la energía verde tiene unos costes de montaje muy elevados, es cara y no es continua, recordad el día nublado, sin viento y sequía. Por ello, nos pasa como con los huevos ecológicos de campo. Todos saben que son más caros que los del supermercado. Está muy bien decir que somos muy ecológicos… Pero después no vale protestar por la factura.

Ante esta situación de subidas y altos precios; o se sientan los que mandan y diseñan un sistema eléctrico más razonable con estos tiempos, sostenible, con energías no fósiles y, sobre todo, preparado para el futuro que nos viene… o vamos a pagar más de luz que de hipoteca. Mientras tanto hoy, los que ya vamos peinando canas…tenemos muchas velitas de cumpleaños aún guardadas en los cajones de la cocina que nos pueden salvar el mes.

José Carlos Ramos. Polítólogo. Experto en mercado eléctrico.

Un comentario en «La verdad: ¿por qué sube el precio de la luz?»

  • el septiembre 24, 2021 a las 11:10 pm
    Enlace permanente

    In my opinion, you are making a mistake. I suggest we discuss this.
    China and France participate in expressed non-fulfilment with the fresh defense covenant between the Connected States, the Allied Area and Australia – although looking for personal reasons. Beijing in return wants to be with the Asia-Pacific Employment Pact.
    More info here feed

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *