Una madre se querella contra un colegio por «encubrir el acoso escolar» que sufría su hijo

Síguenos y danos un me gusta:
0

María Trinidad Cantos Cebrián, una madre de Albacete que afirma que su hijo de 13 años sufrió acoso escolar, ha interpuesto una querella criminal contra el colegio Compañía de María ‘La Enseñanza’ por «encubrir» este caso, que según afirma, fue «probado y reconocido por escrito» por el propio centro educativo. «El menor tuvo que dejar de asistir al centro por prescripción médica y finalmente ha decidido seguir sus estudios en otro centro», asegura.

En España, 4 de cada 10 alumnos sufre Acoso y Violencia Escolar (AVE), de ellos un 10% mediante agresiones y amenazas físicas, conocido comúnmente con el término anglosajón ‘bullying’’ (matonismo). El resto se hallan sometidos a violencia psicológica (hostigamiento, aislamiento, insultos, estigmatizaciones).

En un comunicado del que se hace eco recoge Europa Press Santos relata como el curso pasado su hijo sufrió acaso pero no se tomó «ninguna medida de protección» hacia el alumno ni se cumplió «la normativa vigente para estos casos». «El menor tuvo que dejar de asistir al centro por prescripción médica y finalmente ha decidido seguir sus estudios en otro centro», afirma esta madre.

Cuenta que en el mes de abril denunció los hechos ante el centro, reconociendo este «el bullying que estaba sufriendo» su hijo y siendo la Comisión de Acoso del mismo la que elaboró un informe en el que se reconoce que «alumnos cometieron contra el alumno agredido agresiones verbales; maltrato psicológico con constantes burlas en relación al apelativo despectivo asignado por el grupo; aislamiento y deterioro provocado de relaciones sociales y exclusión social».

Este informe, según esta madre, también reconocía que estas conductas produjeron en el alumno acosado «un estado de ánimo alterado, un evidente descenso de autoestima y miedo por el hostigamiento repetido en el tiempo» ya que la presunta víctima fue «hostigado por el grupo de alumnos acosadores en una situación de inferioridad, produciéndose un desequilibrio de poder de la víctima que le impidió salir por ella misma de la situación».

Tras este informe, se denunció el caso al Servicio de Inspección y el inspector de zona reconoció a la madre que era «un caso grave de acoso escolar». Sin embargo, días después, desde el colegio comunicaron a la madre que habían decidido modificar su informe y «donde había un caso claro de acoso, dejaba de haberlo, pasando a ser un conflicto entre iguales, defendiendo más a los acosadores que a la víctima».

Se considera acoso escolar es entendido como el maltrato psicológico, verbal o físico hacia un alumno o alumna producido por uno o más compañeros y compañeras de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Además, implica “inferioridad de uno de los participantes”.

OtroPeriodismo

Revista de información social y comprometida. En Twitter @Otro_Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *