El tabaco mata a más de ocho millones de personas cada año

Síguenos y danos un me gusta:
Pin Share

Más de ocho millones de vidas humanas600 millones de árboles, 200.00 hectáreas de tierra, 22.000 millones de toneladas de agua y 84 millones de toneladas de CO2 son los costes de la industria tabacalera, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS exige medidas para que haya más responsabilidad de la destrucción que causa. 

El organismo sanitario internacional critica que el tabaco se cultiva en países de ingresos medios y bajos. El agua y las tierras de cultivo son generalmente para producir alimentos. Sin embargo, se utilizan para un “cultivo mortífero” como son las plantas de tabaco. Fumar causa problemas en la salud como: cáncer de pulmón, garganta, estómago o vejiga; así como, enfermedades pulmonares o enfermedades cardíacas. También puede afectar en los huesos y en la piel, o producir infertilidad y problemas en la salud sexual. 

El director de Promoción de la Salud de la OMS, Ruediger Krech, califica los productos del tabaco como “los artículos más contaminados del planeta”. Acorde con su explicación, contiene más de 7.000 sustancias químicas tóxicas que se filtran en el medio ambiente al desecharse. Son 4,5 billones de filtros los que contaminan cada año océanos, ríos, playas y ciudades. 

La OMS da como ejemplo países como España donde se aplica una legislación de responsabilidad ampliada del productor en la que la industria tabacalera se hace responsable de la limpieza de la contaminación que genera. El organismo de Naciones Unidas exige seguir con el ejemplo. Además, pide apoyar a los cultivadores para que realicen cultivos sostenibles, apoyar “fuertes impuestos” y ofrecer servicio de apoyo para tratar de que la gente deje de fumar. 

  • Campaña en la educación

Según el Sindicato español de Enfermería (SATSE)contar con enfermeras en los centros educativos puede ser una gran herramienta para evitar el consumo del tabaco. Esta sustancia es “muy perjudicial” y en muchos casos comienza a consumirse a edades tempranas.  

El SATSE considera importante priorizar la educación en salud y fomentar hábitos de vida saludable. Por ello, señala que, desde los centros, las enfermeras escolares pueden colaborar y evitar el inicio del consumo en dicha etapa. Se puede trabajar con distintas actividades: charlas, talleres o seminarios. Durante la etapa de secundaria se comienza a consumir el tabaco. Según recoge el sindicato, el 34% de los alumnos entre los 14 y 18 años han fumado alguna vez en el último año. Además, la edad media con la que se empieza a consumir la sustancia es a los 16. 

Acorde con el V Barómetro sobre el Autocuidado de la población española, que ha realizado Pic Solution, a los jóvenes españoles les importan más las necesidades de belleza personal (70,1%) que la prevención de riesgos como el tabaco (65,4%). Por dicho motivo, la organización sindical incide en sensibilizar y concienciar a los adolescentes sobre el peligro del tabaco. 

OtroPeriodismo

Revista de información social y comprometida. En Twitter @Otro_Periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.