Ella es lista, inteligente, bonita… ¡y artista!

Síguenos y danos un me gusta:
Pin Share

Judith, una joven de 17 años con Down, crea sus cuadros y los vende a través de Instagram. Esta gran aventura de crecimiento personal comenzó durante el confinamiento y se ha consolidado gracias a su permanente formación y constancia.

Cuando Judith apenas tenía dos años, coincidió con un padre que le dijo a su hija adolescente también con síndrome de Down: “Mira que bonita es como tú”. A lo que la joven respondió: “Sí, es como yo, no es bonita”.

Esta anécdota fue determinante para que Judith se haya convertido a sus 17 años en la gran persona que es esté trabajando duro para llegar a ser artista. A Ana María, su madre, le impactó el comentario. “Aquel día me dije a mí misma que mi hija no tendría ese concepto de sí misma. Todos los días la ponía delante del espejo y le decía: eres preciosa, eres lista, eres inteligente, tú puedes, tú sabes.

Esa rutina la sigue haciendo ella todos los días. Se dice a sí misma: yo puedo, yo sé, yo soy lista, yo soy inteligente, yo soy bonita. Su fuerte autoestima y esfuerzos la han convertido en la artista y vende sus cuadros a través de Instagram, en su cuenta La Galería de Judith.

Todo empezó con la pandemia. Sus padres evitaron inscribirla en cursos para cuidar sus salud, ya que está operada de corazón. “Quiero pintar”, dijo la joven catalana. Y poco a poco ha ido mejorando en su trazo, en sus colores…

Invierte mucho tiempo en formarse, pero lo hace feliz. Todos los conocimientos sobre el arte de pintar los asimila con la ayuda de su madre, a través de cursos y libros. “En primer lugar, yo visiono y leo. Después se lo explico de manera que ella lo entienda con facilidad. Luego todo es cuestión de práctica y práctica”, cuenta Ana María.

No es raro que dedique hasta cinco horas a esta actividad sin levantarse de la silla, algo impensable en el instituto donde se cansaba enseguida. Judith ha encontrado su vocación. No obstante, cuando se encuentra mal invierte menos horas o descansa, a su ritmo.

Se lo toma muy en serio. Su artista preferida es Amelia García Escoda, a quien conoció a través de Instagram. Admira sus pinturas sobre el océano y el mar.

Para la artista su familia es lo más importante. Sus padres supieron que tenía Down tras el nacimiento. “Fue un shock muy grande porque me hicieron la amniocentesis y el resultado fue negativo. La noticia nos cayó como un jarro de agua fría. Pero sólo duró unos días. Después nos hemos dedicado toda la familia a luchar en cuerpo y alma por su felicidad y sus derechos. Ha sido un camino con muchas piedras, pero con grandes satisfacciones al ver lo que ha ido consiguiendo y siempre respetando sus decisiones”, explica su madre.

En su caso, la pequeña fue la que afirmó que le gustaba pintar y que quería ser artista. Dicho y hecho. Su familia ha potenciado sus habilidades. Consigue lo que quiere con su persistencia y allí donde va la quieren por su simpatía y dulzura. Aunque tiene mucho carácter y las ideas muy claras.

“Queda mucho camino para la integración total de las personas con Down en todos los ámbitos de la vida. Se han conseguido romper algunas barreras pero queda mucho camino por andar”, reivindican desde el núcleo familiar. Además, no se olvidan de dar las gracias a las personas que creen en ella y la animan a que siga su camino.

Trisonomy21

  • Los bebés con síndrome de Down tienen una copia extra del cromosoma 21.
  • Éste es la principal causa de discapacidad intelectual y la alteración genética humana más común. 
  • Se produce de forma espontánea, sin que exista una causa aparente.
  • También en todas las etnias y países, con una incidencia de una por cada 600-700 concepciones en el mundo.
  • Únicamente se ha demostrado un factor de riesgo, la edad materna –cuando la madre supera los 35 años– y, de manera muy excepcional, en un 1% de los casos, se produce por herencia de los progenitores. 
  • En España sólo trabaja el 7%, 23.000 de los 35.000 personas con síndrome de Down en edad laboral.
Realiza una donación y haz posible Otro Periodismo.

Maria Luisa Parra

Periodista. En twitter @MLPARRAGARCIA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.