“Hablar de racismo en España me parecería absurdo”

Síguenos y danos un me gusta:
4

Sobre la política migratoria, el racismo y la xenofobia en la sociedad española y el tratamiento que realizan los medios de comunicación sobre estos asuntos, OtroPeriodismo habla con Iram Martínez (México, 1983), el periodista que grabó y difundió el vídeo en el que los pasajeros de un vagón defendían a una niña ante los comentarios xenófobos de una mujer.

Fue sin quererlo el espectador de un hecho excepcional: el momento en el que los pasajeros de un vagón del metro de Madrid en conjunto reprendían a una mujer que le negaba el asiento a una niña atacándola con comentarios xenófobos. Grabó el vídeo que se hizo viral. Primero, este periodista Iram Martínez (México, 1983), –aún sorprendido por la repercusión de su vídeo–, descarta hablar para OtroPeriodismo pues quiere desechar la idea de héroe. Luego cede, aunque subraya que su intención al difundir las imágenes del suceso no era otra que resaltar la solidaridad de la ciudadanía y lo orgulloso que se sintió de España.

OtroPeriodismo.- ¿La sociedad española es racista?

Iram Martínez.- No sé, creo que la sociedad española no es racista. Siempre ha habido los pequeños micro racismos de los que debemos desprendernos todo el mundo, pero como tal, diría que no. Es una sociedad bastante moderna. España se ha nutrido de gente que ha venido de fuera desde antes de que existiera la España actual: los íberos, los fenicios, los griegos, los romanos, los árabes, después cuando creció como un gran imperio que daba la vuelta al mundo la gente también venía de diferentes puntos… Hablar de racismo en España, una de las sociedades más diversas que he conocido, me parecería absurdo.

OP.- ¿Te sorprendió para bien el revuelo tras la difusión del vídeo del metro?

IM.- Sí me pareció sorprendente, en ningún momento me imaginaba que el vídeo original tendría más de seis millones de reproducciones. Se lo pasé a los compañeros de Infamia porque nos pareció un gesto destacar el de la gente, más que marcar el carácter racista. Es una cosa en la que tenemos que insistir mucho porque los medios al final han hecho lo que les dio la gana, marcar el carácter racista cuando realmente lo bueno es que ha habido una intentona racista y la niña fue defendida por el resto de pasajeros del vagón del metro. Eso es lo que deberíamos destacar de verdad. Pero sí, ha sido sorprendente cómo de la noche a la mañana o en una tarde, un vídeo puede dar la vuelta al mundo.

OP.- Viviste en Sevilla y ahora en Madrid, ¿has sido víctima de algún ataque de este tipo?

IM.- He vivido en Sevilla y en Madrid –más tiempo en la primera ciudad– y nunca he sido víctima de ningún ataque racista de este tipo. Vuelvo a marcar la idea de los micro racismos que tenemos todos metidos en la cabeza como el chinito, el morito, el sudaca, el machu pichu, el sudaca, el negro… Todo el mundo los tiene, existen, hay que desprenderse de ellos poco a poco, identificarlos, saber que está mal actuar de ese modo porque si vamos desde lo pequeño podremos ir hacia lo grande.

La inmigración es necesaria y sí los medios pueden contribuir a alentar los ataques racistas dando voz a personas que ganan votos a través del odio”

OP.- Como periodista y fotoperiodista, crees que los medios contribuyen a alentar esos ataques, a aumentar el odio o a normalizar eso de ‘los de aquí primero’?

IM.- Sí, depende de qué medio pero, en general, sí. De hecho tenía miedo a la viralización de ese vídeo porque depende del programa o el medio podían hacer lo que quisiera con él y podía haber sido penoso, como ha sido en algunos casos, en los que un periódico inventa cosas que no suceden en el vídeo, y otros lo copian, hacen un teléfono escacharrado sobre este asunto. Creo que pueden contribuir a alentar esos ataques aunque, sobre todo, pienso que las figuras públicas son las que más pueden contribuir a alentar esos ataques. En España hay dirigentes políticos que dicen que van a entrar millones de inmigrantes y que pueden ser un peligro y luego se toman fotos con ellos en las fronteras. También tenemos partidos de ultra derecha, aunque finalmente los partidos de extremo centro son los más peligrosos porque están intentando aglutinar el voto de esa gente que se deja engañar por estas falsas noticias, ideas equivocadas sobre inmigración cuando más que un peligro España y Europa en general necesitan de la inmigración. Es un continente que se está haciendo viejo, en el que no nacen niños y vienen inmigrantes a sustituir esto. La migración que hubo de 2002 a 2006 aumentó bastante la fuerza laboral. Luego con la crisis la gente regresó de vuelta a sus países. La inmigración es necesaria y sí los medios pueden contribuir a alentar los ataques racistas dando voz a personas que ganan votos a través del odio.

OP.- ¿Cómo valora el tratamiento que se realiza de la llegada de refugiados y migrantes a España?

IM.- Se queda corto. Se intentan hacer muchas cosas. El Centro de Atención al Refugiado (CEAR) siempre ha estado trabajando para lograr darles una mejor acogida, pero ante la falta de presupuesto que tienen, hacen lo que pueden. Ojalá pudiera hacer más. Es vergonzosa la valla que tenemos en la frontera del sur con una concertina, con cuchillas, las devoluciones en caliente. En parte, las políticas migratorias deberían mejorar bastante, no sólo a nivel español sino europeo.

OP.-Sacaste a la luz un caso xenófobo cuya reacción te hizo sentir orgulloso de este país. ¿Qué otras cosas te hace sentir orgulloso de él?

IM.- Muchas, muchas. Lo que me hace sentirme orgulloso de este país no es el cliché contemporáneo que se hace de España, de la xenofobia que se está moviendo ahora. Hay que aprender que son una minoría quienes piensan de esa forma. Me hacen sentir orgulloso los españoles que se levantan para trabajar todos los días, la gente que saca adelante a sus familias con mucho esfuerzo, intentando pagar alquileres que se van de las manos con una subida de los precios que es alucinante. En general, estoy orgulloso de la gente que trabaja en este país.

OP.- ¿Considera que la inclusión real de personas de diferentes culturas podrá darse?

IM.- Claro que sí con pasos, con tiempo, se puede. Ya lo dije al principio: España es una mezcla de distintas culturas. Este país como tal no existiría sin esas culturas que pasaron por aquí antes.

OP.- ¿La crisis económica ya se ha superado?

IM.- No, en absoluto. Nos han hecho el experimento de la rana y el agua caliente: poco a poco te van calentado el agua y te vas acostumbrando a ella. Recordemos los salarios que había antes de la crisis, del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, los salarios que se tienen ahora, las horas que se trabajaban, las que se trabajan hoy en día, la cantidad de personas que están el paro, aquellas con más de 45 años que posiblemente y muy difícilmente encuentren empleo, los jubilados, los desahuciados… Absolutamente no. La crisis económica la habrán superado las grandes fortunas que nunca la tuvieron, pero la gente de a pie no la ha superado, sigue estando ahí.

OP.- ¿Alguna vez has sentido ganas de abandonar España?

IM.- Sólo una vez pensé en irme, pero España no tenía la culpa.

Maria Luisa Parra

Maria Luisa Parra

En twitter @MLPARRAGARCIA Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *