Autores noveles que irrumpen en el universo de la literatura

Síguenos y danos un me gusta:
0

María José Pérez, Irene Morales y Alejandro Lapetra, han dedicado todo su talento y dedicación a cumplir el sueño de abrirse un hueco en el mundo de la literatura.

María José Pérez.

“Decir que nací pegada a un bolígrafo y a un papel quizás sería una exageración. Pero la literatura siempre ha sido una constante en mi vida”. Así describe María José Pérez (San Fernando, 1984) su estrecho vínculo con este enigmático universo de las letras. Su amor por los libros viene de familia, aunque quizás lo que realmente le ha impulsado en su carrera como escritora son las historias de sus mayores exponentes literarios, entre ellas, las del autor español Félix J. Palma.

Pérez siempre había mantenido sus proyectos a la sombra hasta que, poco a poco, fue descubriendo la satisfacción que suponía que otros admirasen su constancia y esfuerzo. “El hecho de haber ganado un concurso supuso un antes y un después para mí”, cuenta cuando recuerda Programa Lázaro, el relato con el que triunfó en los premios Cristal Oscuro de 2015. Su primera novela publicada, El Guardián entre los mundos, también gozó de tal mérito al año siguiente. En la actualidad colabora mensualmente escribiendo  relatos en el blog Cuentos de Marieta, y es administradora en el de La Biblioteca de Selene.

Alejandro Lapetra.

“Yo fui siempre un niño muy raro: sobre los once o doce años ya había leído, por gusto y voluntad propia, Las mil y una noches, el celebérrimo Quijote, todo Sherlock Holmes, los Cuentos completos de Poe, Drácula, La historia Interminable, unas treinta novelas de Agatha Christie…”, confiesa el sevillano Alejandro Lapetra (Sevilla, 1987), actual escritor de obras propias y corrector, maquetador e ilustrador de obras ajenas.

La casa donde creció era lo más parecido a una biblioteca que él haya visto. Todas las habitaciones gozaban de, al menos, una estantería repleta de un amplio abanico literario donde elegir. De ahí surgió su fervor por contar historias y, sobre todo, “de aprender a contarlas bien, sin digresiones ni improvisaciones, con la figura del lector siempre a la vista”, recalca el literato. Lapetra es autor del libro de relatos La noche de Cronos, volumen en el que destaca, entre otros, la tragicomedia A la sombra de los cipreses; y de Heads or Hooks. La verdad sobre el enigma del niño trágico y el infame capitán, novela aún inédita.

Algo que inquieta a este escritor es el problema al que se enfrentan la mayoría de los autores noveles como él, es decir, el rechazo sistemático de propuestas y manuscritos de autores desconocidos por parte de las agencias literarias y de los grandes sellos editoriales. “Muchas editoriales reciben una media de cien manuscritos semanales, lo cual me parece un disparate; es comprensible que solo lean lo que les llega recomendado, o de lo contrario no darían abasto. La lástima es que entre esos cien manuscritos quizá hubiera (con suerte) uno interesante de verdad; y quizá no fuera precisamente el que venía recomendado”.

Irene Morales Fernández.

Irene Morales Fernández (San Fernando, 1984) no sabe quién o qué sembró en ella la pasión por escribir. “Sí puedo decir que mis familiares ayudaron a que mi imaginación se desarrollara y a que usara la escritura como canal para dar vida a todas las historias de mi cabeza”, afirma la escritora gaditana. El hecho de que varias editoriales, la mayoría de los profesionales del medio y los lectores de sus escritos hayan confiado en ella, se traduce en pequeños golpes de energía necesarios para seguir adelante en este arduo camino.

En una etapa complicada, Morales decidió inscribirse en la escuela de escritura Caja de Letras a fin de encontrar algo que verdaderamente le apasionara. “No pensaba que la escritura podría llegar a convertirse en mi profesión. Gracias a las clases he aprendido mucho y he subsanado errores que cometía sin darme apenas cuenta, pero lo que realmente me ha aportado la escuela ha sido quitarme el miedo a que los demás me lean”. Tras mucho sacrificio, la isleña ha logrado ganarse un hueco en este círculo con diferentes relatos: Donde descansan los héroes, en Vuelta la Tierra cercana, y Damas de noche para  Eliza, que ya no está. Pronto, también publicará Tempus hibernum en la antología El hilo rojo de la editorial Pluma de Cristal.

Su opinión sobre la mercantilización de la literatura coincide con la de Lapetra: cree que se suele apostar por productos conocidos, aquellos que se saben que van a triunfar a causa de los millones de followers del famoso o la famosa que firma el artículo. Esta prometedora escritora novel celebra el paulatino cambio de tendencia: “Afortunadamente, desde hace un par de años están naciendo pequeñas editoriales independientes que luchan por cambiar esta dinámica y apuestan por la calidad de sus autores, a pesar de ser desconocidos o contar con poca experiencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *