Un campeón de ‘Campeones’ que “consigue todo lo que quiere”

Síguenos y danos un me gusta:
2

José de Luna, Juanma en ‘Campeones’,  y su madre, Mercedes, hablan del pasado, el éxito del presente, la caducidad de la fama y el futuro incierto.

Descarado, risueño, repartidor de abrazos y halagos. Absorbe como una esponja los estímulos de su alrededor, pasa horas delante del ordenador y no tiene pelos en la lengua. José de Luna (1985) es actor, es Juanma, un campeón de ‘Campeones’, la película que ha golpeado las conciencias –o falta de conciencia– de muchos. Su madre, Mercedes, le abrió las puertas de la vida. Sólo 48 horas después vivió cómo su hijo sufría una hemorragia cerebral. Ella lo ha criado junto a sus otros tres hijos mayores como a uno más. Le ha acompañado casting tras casting, al igual que el común de los mortales, y junto a él ha compartido gratificantes, –a veces tediosas–, horas de rodaje. De Luna siempre ha tenido claro lo que quería al margen de su 70% de discapacidad, también el mensaje que quiere grabar a fuego en la sociedad: “No somos bichos raros”. Ambos comparten un rato de charla con OtroPeriodismo. Hablan del pasado, el éxito del presente y el futuro incierto.

OtroPeriodismo.- ¿Antes del ciclón ‘Campeones’ era feliz?

José.- Sí, soy muy alegre.

OP.- Actor en una de las películas más taquilleras del cine español, incisivo a la hora de entrevistar a Jordi Évole… 

José.- (Risas). Sí. Me para bastante gente en el centro comercial y me hacen fotos.

 OP.- ¿Con qué edad tomó conciencia de que eras diferente a tus hermanos y a la mayoría de chicos de tu edad? ¿Cómo fue?

José.- Eso no lo sé.

Mercedes.- Desde muy pequeño, no recuerdo la edad, el momento ni por qué. En casa siempre se le ha tratado como a uno más.

OP.- ¿Fue progresivo y natural?

Mercedes.- Cuando él estaba en el colegio tenía un apoyo que otros no, le sacaban fuera de la clase para hacer ciertas cosas. Eso es lo que le hacía diferente a los demás, nada más.

OP.- ¿Se ha preguntado alguna vez ‘por qué’?

Mercedes.- No se lo ha preguntado nunca porque yo se lo he explicado desde que era pequeño.

OP.- ¿Qué implica un 70% de discapacidad?

Mercedes.- La verdad es que hay cosas que no puede hacer, pero la vida normal sí puede. Suma y resta, pero no multiplica ni divide. Autónomo del todo no es, de momento. Sólo no podría vivir.

OP.- ¿Cuándo y por qué decide ser actor?

Mercedes.- Desde siempre ha querido ser actor, con diez o doce años. Cuando llegaba una carta a la asociación para un casting lo llevaba hasta que me cansé un poco. Como está gordito le dije que hasta que no adelgazara, no le llevaba a otra prueba.

OP.- ¿Tiene algún ídolo?

Mercedes.- Michael Jackson, su música y todo. Tiene todos los discos.

OP.- ¿Se ve reflejado en el papel de Juanma, en cómo se os trata a las personas con discapacidad?

José.- Sí.

Mercedes.- Él nunca ha tenido problemas, siempre le han tratado estupendamente en el cole, en el instituto, en la casa. Ha tenido esa suerte.

OP.- ¿Y por qué?

Mercedes.- Le dije a sus tres hermanos mayores que para que él saliera adelante le teníamos que ayudar y nunca se ha dicho si era discapacitado o no. Iba con nosotros a todas partes como uno más, todo el mundo lo conoce, nunca ha sido nada raro.

José de Luna en un instante de la película ‘Campeones’ junto a Javier Gutiérrez.

OP.- ¿La fama puede caducar antes o después? ¿Cómo se prepara alguien para ello?

Mercedes.- Atiende –le dice a su hijo–. Yo le digo todos los días lo mismo, que cualquier día se acaba, para que no se le olvide. Pero bueno, mientras vamos a pasarlo bien, a disfrutarlo. De todas formas, la fama no se le ha subido a la cabeza, de verdad.

OP.- ¿A qué se ha visto obligado a renunciar a lo largo de tu vida, relacionado o no con su discapacidad?

José.- A nada.

Mercedes.-  Al final consigue todo lo que quiere.

OP.- ¿A qué aspira?

José.- A ser actor de cortometrajes.

Mercedes.- Le encantaría seguir haciendo cine de lo que fuera. Ya ha participado en dos campañas en las redes sociales de la ONCE y del Ayuntamiento de Madrid.

OP.- Ahora puede votar, ¿qué sentía cuando no tenía ese derecho reconocido?

José.- (Silencio).

Mercedes.- Él no se acuerda ya, pero votó con 18 años. Antes pudo hacerlo; después fue incapacitado. Hay mucha gente que puede y no quiere votar.

OP.- Se le ve muy interesado en la política.

Mercedes.- Se queda con todo lo que ve en la tele, tiene una memoria de elefante.

OP.- En España se esterilizan a chicas con discapacidad intelectual. ¿Cuál es vuestra opinión al respecto?

Mercedes.- Para esterilizar a una chica un juez tiene que autorizarlo, no lo puedes hacer así porque así. Personalmente, estoy de acuerdo. Me parece estupendo que tengan una relación, que vivan juntos, que puedan trabajar y mantenerse, pero es muy difícil que puedan educar y criar a un niño. Conozco a un matrimonio con discapacidad intelectual que han tenido hijos con discapacidad, y a otras parejas que la Comunidad de Madrid se ha tenido que hacer cargo de ellos porque no los podían cuidar. ¿Para qué les vas a buscar ese marrón? Los hijos son una responsabilidad muy grande, les puede complicar mucho la vida y luego no ser capaces de hacerlo. Es mi opinión personal, entiendo que hay gente que no esté de acuerdo.

OP.- ¿Tiene pareja?

José.- (Risas).

Mercedes.- Le gustaría, pero no es fácil. Como los demás, hay que conectar con la persona y tiene que buscar a alguien que le llene. Tiene un 70% de discapacidad, pero en la informática es un fenómeno, se mueve en las redes mejor que mis otros hijos. Entonces hay muchas cosas de las que no puede hablar con otras chicas y chicos, él habla de cosas que ellas no están enteradas. Tienen que tener cosas en común, vivir en pareja no es sólo acostarse.

OP.- ¿No dirá de su hijo que es soso?

José.- No…

Mercedes.- De soso tiene poco, tiene un morro que se lo pisa.

OP.- José no tienes autonomía plena. ¿Ha pensado en el día de mañana?

Mercedes.- Ya está todo hablado en familia. Mi hija se va a quedar con él en la casa y sus hermanos le echarán un cable.

OP.- A continuación hay una pregunta buena y una mala. ¿Cuál prefiere, José?

José.- La buena.

Mercedes.- (Risas).

OP.- ¿El momento más feliz de tu vida?

José.- El más feliz será el de los Oscar.

Mercedes.- Igual no te lo sabe decir. Siempre ha sido un niño muy feliz y la película llegó en un momento muy duro tras fallecer su padre con el que se llevaba muy bien. Estaba pasando una etapa muy mala y ‘Campeones’ le ha sacado de eso, le ha traído mucha felicidad desde que empezamos.

OP.- ¿El fallecimiento de su padre es la respuesta a la pregunta mala: cuál ha sido el peor momento de tu vida?

Mercedes.- Sin duda. Se llevaban fenomenal y lo pasó francamente mal.

OP.- ¿Le gusta el mundo en el que vive? ¿Qué le gusta de él?

José.- Sí. Que me conozca la gente.

OP.- ¿Qué le gusta ver en la televisión?

José.- Series.

OP.- ¿Y lo que no le gusta ver en la tele?

José.- No me gusta ver las noticias porque sólo hay cosas malas, para olvidarlas.

OP.- ¿Qué le preocupa?

José.- Mi salud, cosas que se me pasan por la cabeza…

Mercedes.- Piensa en su padre.

OP.- Ha concedido muchísimas entrevistas ya, peor ¿qué le gustaría decirle al mundo?

José.- Que la gente cambiara hacia nosotros, no somos bichos raros.

Fotografía: José de Luna./ Cedida.

Maria Luisa Parra

Maria Luisa Parra

En twitter @MLPARRAGARCIA Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *