Disminuye el número de niños sordociegos, gracias a vacunas que evitan el contagio en embarazadas

Síguenos y danos un me gusta:
6

En torno a 6.000 ciudadanos con esta doble discapacidad, el 60% según Requena son mayores de 65 años, pues la pérdida de la audición es causada principalmente por la edad.

La gerente de la Fundación ONCE para la Atención a Personas con Sordoceguera (FOAPS), Esther Requena ha informado de que este año se contará con “datos fiables” a nivel nacional sobre el número de personas con sordoceguera. Se calcula que hay en torno a 6.000 ciudadanos con esta doble discapacidad, el 60% según Requena son mayores de 65 años, pues la pérdida de la audición es causada principalmente por la edad.

Con este nuevo censo se dará respuesta a una de las principales reivindicaciones del movimiento asociativo, que lleva años reclamando la necesidad de conocer con exactitud el número de personas con estas dos deficiencias visual y auditiva, que se manifiestan e mayor o menor grado, reconocidas como una sola desde hace una década.

“Ahora mismo se está haciendo el censo, pero para ello es necesaria la colaboración de todas las comunidades autónomas”, subraya Requena, que espera que este año 2018 haya un registro, una herramienta “fundamental” para conocer las necesidades de este colectivo y poder atenderle mejor.

A su juicio, el principal problema para este recuento es el desconocimiento que hay en algunos territorios de esta discapacidad doble, pues hay personas que solo se contabilizan como sordas o como ciegas.

La gerente de FOAPS ha subrayado que el objetivo del movimiento asociativo es lograr que las personas sordociegas superen la “barrera comunicativa”, con la ayuda de guías y mediadores que “les conectan al mundo”.

Según ha indicado, en la ONCE hay un total de 2.700 personas con sordoceguera, que representan el 3% del total de las afiliadas a esta organización. “Ponemos a disposición de todas las que lo soliciten un mediador, que les acompaña en el ámbito educativo y laboral”, indica. FOAPS cuenta en la actualidad con un total de 108 profesionales.

También ha indicado que cada vez hay menos niños con esta discapacidad doble, gracias a que se evita  el contagio en embarazadas de determinados virus causantes de la sordera con vacunas.

El balance de esta responsable de FOAPS de la conferencia mundial, en la que se han compartido las experiencias de otros países, es positivo: “Aunque queda bastante por hacer, España tiene mucho de lo que presumir en cuanto al modelo de atención a las personas sordociegas”.

La sordoceguera afecta gravemente las habilidades diarias necesarias para una vida mínimamente autónoma y requiere servicios especializados, personal específicamente formado para su atención y métodos especiales de comunicación.

OtroPeriodismo

OtroPeriodismo

En Twitter@Otro_Periodismo Revista de información social y comprometida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *