Bombera forestal: “Ya existíamos, pero gracias a las redes sociales nos valoran más”

Síguenos y danos un me gusta:
0
288
fb-share-icon20

Fotografía: María Ruiz, bombera forestal, junto a un compañero, durante un desplazamiento en helicópetoro, siempre con el mismo pañuelo bajo el casco./ Cedida

Hombres y mujeres como la jienense María Ruiz (1977) forman parte de Infoca, el dispositivo de prevención y extinción de incendios de Andalucía. Luchan contra las llamas poniendo en riesgo sus vidas para proteger los bosques de la región.

A los 33 años sintió que su vida estaba realmente en peligro. Sucedió en un gran incendio desencadenado en los Guájares. Junto a un agente de Medio Ambiente trataba de averiguar por qué se les escapaba el fuego. “Casi nos atrapan las llamas”. Sin embargo, continúa arriesgando su integridad física con entusiasmo y sin temor. “Los incendios son mi vocación”, expresa María Ruiz (1977), así como probablemente lo sea para la mayoría de sus compañeros y compañeras que forman parte de Infoca, el dispositivo de prevención y extinción de incendios de Andalucía.

Ruiz, natural de Santa Elena (Jaén) es Técnica de Operaciones de Incendios Forestales y otras Emergencias, en el Plan Infoca, de la Junta de Andalucía. Ejerce en la provincia de Granada, en el Cedefo (Centro de Defensa Forestal) de Resinera. Puede presumir de poseer una caja repleta de experiencias fruto de sus 12 años de trayectoria en este dispositivo. Una tesoro porque lo considera una gran fortuna. Desde pequeña quiso proteger el bosque, llegar a ser guarda forestal, al igual que algunos de sus allegados.

“No había visto a ninguna mujer que lo fuese hasta los años 90, me daba igual, nunca había pensado que por ser mujer podía o no hacer algo”. A día de hoy, cuenta la propia técnica, las mujeres están representadas en casi el ‘staff’ de Infoca: ocupan puestos de vigilantes, especialistas de extinción, técnicas de operaciones y cargos superiores como el de subdirectora.

La formalidad en el trabajo, no sin mano izquierda, le caracterizan. “Cada uno tiene que saber dónde está. Si tienes gente a tu cargo y una responsabilidad, debes ser serio; de mí depende la seguridad de las personas que se meten conmigo en un incendio”. Ese número retenes, de personas que, como ella, se enfrentan a las llamas varía en función de los medios de las dimensiones del incendio Lo primero que hago es pensar en una “ruta de escape”. La fórmula para salir a combatir y salir victoriosos de un campo en llamas para Ruiz es simple: “Lo más importante es tener confianza en uno mismo, la seguridad, porque sabes lo que haces, porque lo has vivido y has aprendido con experiencias más pequeñas”. Jamás piensa en la posibilidad real de que pueda dejarse la vida allí, “entonces sería imposible”.

Cada uno tiene que saber dónde está. Si tienes gente a tu cargo y una responsabilidad, debes ser serio; De mí depende la seguridad de las personas que se meten conmigo en un incendio”

Esta incuestionable bombera forestal de vocación, se graduó en La Rábida (Huelva) como Ingeniera Técnica Forestal. Antes de concluir el grado trabajaba en Infoca como operadora de consola (emisorista). Siempre compaginó estudios y trabajo, pues perteneció a la primera promoción de Técnico de Explotación Agraria Extensiva —lo que ahora es un ciclo formativo—. En esa escuela de ocho parcelas sembraba, daba de comer a animales, aprendió a conducir con un tractor… Posteriormente, se matriculó en formación como forestal. Gracias a todo ese bagaje pudo ejercer como monitora de talleres, y ya realizaba Planes de Emergencia de Incendios Forestales (Pleif) para ayuntamientos. “Hay  gente que a lo mejor no hace las cosas por miedo, yo es que nunca he tenido miedo a nada”, afirma la jienense.

El amor por lo que hace es palpable a la hora de expresarse, aunque estos años no han estado exentos de momentos duros. Sintió una pena horrible cuando vio arder la sierra de Lújar, un bosque relicto (aquellos que quedan como vestigio de algún tipo de flora o comunidad vegetal y animal). En ese incendio le asignaron una zona para evitar que el fuego alcanzase a las casas. Pero, no se permite a sí misma dejarse llevar por la desazón: “Hay que tener la cabeza fría y los pies calientes, e intentar apagarlo lo antes posible”.

Me gustaría que se invirtiera más en educación ambiental, reciclaje, incendios… porque el futuro son los niños. De los colegios donde damos las charlas saldrán los futuros pirómanos, o los futuros delincuentes… Evitémoslo”.

Ruiz fue seleccionada por una empresa a nivel nacional, para un puesto mejor remunerado, pero no estaba en contacto con los incendios. Así que hizo caso al consejo de su madre: decantarse por el puesto que le hiciera más feliz. Escogió Infoca y no se ha equivocado, va a trabajar feliz, se siente plenamente gratificada. Además, cada vez más personas les aplauden y muestran su apoyo a los bomberos forestales. “Siempre hemos existido pero las redes sociales han hecho posible que nos valoren más, que nos conozca más gente, llegar a más sitios”.

Recientemente desarrolla su labor en Prevención y Participación Social del Centro Operativa Provincial, en Granada, un aspecto fundamental que, cree, debería potenciarse. “Me gustaría que se invirtiera más en educación ambiental, reciclaje, incendios… porque el futuro son los niños. De los colegios donde damos las charlas saldrán los futuros pirómanos, o los futuros delincuentes… Evitémoslo”.

Maria Luisa Parra

Maria Luisa Parra

Periodista. En twitter @MLPARRAGARCIA

Un comentario en “Bombera forestal: “Ya existíamos, pero gracias a las redes sociales nos valoran más”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *