Con (dis)capacidad en la cima del podio y en el Guinness de los records

Síguenos y danos un me gusta:

Diego de Paz, ex jugador profesional de baloncesto en silla de ruedas, compitió en tres Juegos Paralímpicos, entró en el libro Guinness de los records y participó en la película de Almodóvar, ‘Carne Trémula’. Deja muy claro que hay vida más allá de una discapacidad.

Al sevillano Diego de Paz Pazo (Valencina, 1971) le diagnosticaron poliomielitis con tan solo 3 meses de edad. Fue uno de los últimos casos de esta enfermedad del brote detectado en la provincia andaluza a principios de la década de los 70. Aunque ya existía la vacuna, aún no se la habían administrado dada su temprana edad.

La parálisis en las piernas que le provocó este mal no le impidió hacer lo que más le gustaba: el deporte. Desde pequeño practicaba tenis y fútbol, pero todo cambió cuando probó el baloncesto en silla de ruedas. Descubrió que se le daba fenomenal.

Diego de Paz: “Cuando el técnico pitaba el final del entrenamiento pensaba: ‘otra vez de vuelta a la realidad”

Años más tarde, un amigo de su familia vendedor de cupones de la ONCE y que jugaba en el equipo de baloncesto en silla de ruedas del mismo nombre, vio el potencial de De Paz y, le invitó a entrenar en el equipo. Diego no dudó ni un instante y a partir de ese momento su relación con el deporte cambió para siempre.

Diego de Paz, en su etapa como jugador de baloncesto en silla de ruedas./ Cedida

El sevillano disputó tres Juegos Paralímpicos: Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Londres 2012, y en todos ellos consiguió el diploma paralímpico. Sin embargo, los JJPP de 2012 tuvieron un sabor agridulce para él. Decidió que serían los últimos partidos que disputase con la camiseta de la selección nacional. Se veía cansado e incapaz de ayudar a sus compañeros de selección. No obstante, en sus dos últimos partidos el equipo se recompuso y lograron la 5º plaza. Así se retiró el ‘patriarca’ de la selección.

Entre tanto baloncesto, De Paz hizo sus pinitos en el cine de la mano de Pedro Almodóvar en 1996, pocos meses después del 4º puesto en Atlanta. El cineasta castellano manchego quedó prendado del baloncesto en silla de ruedas y decidió llevar este deporte a su mundo. Diego de Paz actuó en la película ‘Carne Trémula’, como doble de Javier Bardem. El sevillano compartió reparto en el rodaje de este thriller, entre otros, con la recientemente premiada con el Goya de Honor Ángela Molina. Todo, mientras jugaba en el Fundosa madrileño.

Diego de Paz, justo antes de lanzar a canasta./ Cedida

En 2003 Diego entró en el libro Guinness de los Récords. Consiguió anotar la espectacular cifra de 15 triples en un minuto. Además, su compañero Antonio Henares logró el récord mundial de canastas encestadas en una hora, con 1.030, lo que supone más de 17 anotaciones por minuto.

En 2003 Diego entró en el libro Guinness de los Récords. Consiguió anotar la espectacular cifra de 15 triples en un minuto”

Al final de su carrera en 2013 se produjo uno de los momentos más duros de su vida: el fallecimiento de su hermano. Diego lo pasó extremadamente mal y recuerda que sólo el baloncesto era capaz de que se abstrajera de todo. “Cuando el técnico pitaba el final del entrenamiento pensaba: ‘otra vez de vuelta a la realidad”.

Aunque ha conseguido ganar todos los títulos nacionales en repetidas ocasiones, se queda con el homenaje que le hicieron en su pueblo natal, donde trabaja actualmente como administrativo. Desde 1996 el pabellón polideportivo de Valencina de la Concepción lleva el nombre de Diego de Paz Pazo, un hombre al que la polio –al igual que la mayoría de sus rivales– no pudo derrotar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *