“Hay gente que valora mucho los pequeños logros al haberlo perdido todo”

Síguenos y danos un me gusta:
6

Los socios fundadores de Aisse, cooperativa sin ánimo de lucro, trabajan por hacer más accesible la atención de calidad y el acompañamiento a las personas con lesiones neurológicas. Por ello han puesto en marcha una campaña de crowfunding para lograr convertirse en fundación.

Cruzó el umbral del centro cuando le resultaba imposible disfrutar de una de sus grandes pasiones: pintar cuadros. Aún se encontraba en ‘shock’. Seis meses antes había sufrido un ictus como consecuencia de un golpe.

Juan Anaya es capaz de rememorar absolutamente todos los detalles del primer paciente que trató en el Centro Sinergia Aisse en 2012, ubicado en Granada. Anaya, uno de los trabajadores y socio fundador de esta cooperativa sin ánimo de lucro también sabe cómo se encuentra a día de hoy este usuario que se fue de allí, como quien dice, ‘pincel en mano’: “Ya está de alta. La mano izquierda la tiene un poco menos hábil que la derecha, le quedan algunas secuelas, pero no le impiden llevar una vida normalizada”.

A sus 33 años, este socio fundador puede mencionar las patologías de todos los pacientes que ha atendido desde que inició su carrera profesional con sólo 22. Aunque el caso narrado es especial pues se trata del primer usuario de Aisse, un centro que también es especial. No es un negocio con el que lucrarse; su filosofía es distinta. Y como todo lo desconocido, da miedo. “Al principio pensábamos que al ser un proyecto propio no vendría nadie”, admite.

Vídeo de la campaña de crowfunding para recabar fondos y constituir la fundación./ Álex Cámara y Guille L. González

La cooperativa es un sueño hecho realidad. Anaya y sus compañeros aunaron esfuerzos para levantar este centro sanitario donde atienden a personas con daños neurológicos con la mayor calidad posible –científica y humana– “a un precio ajustado completamente a los costes”. Es decir, ofrecen sesiones individuales de fisioterapia, neuropsicología, logopedia y terapia ocupacional lo más accesibles posibles desde el punto de vista económico. “Las lesiones neurológicas no distinguen si tienes una nómina de mil euros al mes, de veinte mil, ni siquiera si tienes nómina. Son un palo gordo para las familias que tienen que destinar 300 ó 400 euros al mes a tratamientos”.

Los afectados puedes necesitar tratamiento-acompañamiento durante años al ser enfermedades crónicas. En alguna ocasión se han acercado hasta Aisse pacientes que no se lo podían permitir. “Es lo más frustrante de nuestro trabajo. En alguna ocasión han pedido préstamos a otros usuarios que se han mojado”.

(Las lesiones neurológicas) son un palo gordo para las familias que tienen que destinar 300 ó 400 euros al mes a tratamientos”

Otro aspecto que caracteriza al centro está relacionado con su organización. En toda la institución impera la igualdad, la ausencia de jerarquías, tanto en la toma de decisiones clínicas como en la organización, cuyos máximos responsables son los propios trabajadores. “Economía social, democracia económica e igualdad en el equipo”, así lo resume Anaya.

Desde el arranque de la cooperativa en 2012 más de 350 personas de diferentes edades se han puesto en manos de los profesionales de la cooperativa. Actualmente, proporcionan una media de 750 sesiones mensuales de una hora. Pero creen que pueden hacer mucho más, ya que, Aisse es una cooperativa sin ánimo de lucro, no se beneficia de la ley de mecenazgo. Para lograrlo han decidido recabar fondos mediante una campaña de crowfunding que les posibilite constituirse en fundación. De esa forma podrán aspirar a ayudas públicas.

Parte de las personas con afectaciones neurológicas viven verdaderos dramas. Anaya asegura que este trabajo aporta una visión muy humana de lo que es o no importante en la vida. “Hay gente que valora mucho los pequeños logros al haberlo perdido todo”. Tanto él como sus compañeros admiran a los usuarios, a quienes día a día acompañan en la mejora de su calidad de vida y a ser más autónomos. “Este trabajo nos enseña cómo personas que tienen problemas verdaderamente importantes luchan, son agradecidos, que te cuidan, nunca olvidan lo que haces por ellos y mantienen la dignidad”, destaca Juan Anaya, socio fundador de la Cooperativa Aisse.

 

Maria Luisa Parra

Maria Luisa Parra

En twitter @MLPARRAGARCIA Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *