Javier Fergo: “Hay muchos compañeros haciendo trabajos magníficos, a los que admiro”

Síguenos y danos un me gusta:
0
288
fb-share-icon20

El fotoperiodista habla sobre su trayectoria profesional, el carácter complejo de sus fotografías, sus futuros proyectos, así como del compañerismo dentro de su profesión.

Javier Fergo –fotoperiodista del año en Reino Unido (2019)– es conocido en muchos países como principal figura de la fotografía humanitaria. Desde muy joven tuvo predilección por este mundo y su carrera no ha parado. Su obra retratando la vida de los refugiados en campamentos como Idomeni o Eko ha sido expuesta en lugares como Inglaterra o Francia, y de ella se han hecho eco en medios nacionales e internacionales. Su empatía y respeto por los afectados se ven retratados en las imágenes que toma, transmitiendo a través de su lente la cruda realidad a la que se enfrentan día a día.

OtroPeriodismo.- ¿Es ahora el mismo Javier fotógrafo que cuando comenzaste?

Javier Fergo.- Cada fotógrafo tiene su propia evolución profesional y personal. No soy el mismo fotógrafo que hace un año o que hace quince, cuando comencé.

OP.- ¿Cómo ha sido su experiencia trabajando en zonas de refugiados como Idomeni?

JF.- El trabajo con personas migrantes y refugiadas es siempre duro, por las condiciones en las que se encuentran, además de la carga emocional que te llevas de esas situaciones. Todos tienen historias muy difíciles, han pasado por hambrunas, guerras, torturas, etc.

OP.- ¿Qué sentimientos se le despierta al ver a la gente afectada?

JF.- Empatía principalmente. Intento siempre ponerme en su lugar e intentar transmitir esa emoción en las imágenes que tomo.

OP.- ¿Ha soltado alguna vez la cámara para ayudar a alguien?

JF.- Sí, claro. ¿Quién no lo haría?

 

Niño ayudando en un campo de refugiados./ Javier Fergo

OP.- ¿Qué busca transmitir a través de sus fotos?

JF.- Como fotoperiodista, intento transmitir la realidad, lo que veo sin artificios y sin intervenir. Siempre respetando a los sujetos que fotografío y con la intención de que el público reaccione. Aunque parece algo difícil a día de hoy.

El trabajo con personas refugiadas es siempre duro, por las condiciones en las que se encuentran, además de la carga emocional que te llevas de esas situaciones. Todos tienen historias muy difíciles”

OP.- ¿Cómo se siente al ser reconocido como principal figura de la fotografía humanitaria en muchos países?

JF.- Sinceramente, no creo que lo sea. Soy otro fotoperiodista más intentando hacer un buen trabajo. Hay muchos compañeros haciendo trabajos magníficos, a los que admiro.

OP.- ¿Existe algún tipo de roce o competitividad entre los compañeros/as que os dedicáis a captar dramas en el extranjero?

JF.- Por mi experiencia, encuentro más compañerismo que competitividad. La industria está fatal, es mejor que nos apoyemos los unos a los otros a que nos consideremos competencia.

OP.- Zohra es uno de sus trabajos más conocidos. ¿Fue difícil emocionalmente realizar esta obra plasmando la repatriación del cuerpo?

JF.- Durante ese trabajo se vivieron momentos realmente intensos. El momento en que se muestra el ataúd a la madre y familiares, los rezos antes del entierro… Fui un privilegiado por poder documentar con mi cámara esas situaciones.

OP.- También ha hecho otro tipo de trabajos como fotografías sobre el flamenco. ¿Siempre ha tenido predilección por las fotos humanitarias o también está abierto a todo tipo de trabajos?

JF.- Como dice un buen amigo y compañero: somos jornaleros de la imagen. La fotografía de flamenco me acompaña desde mis comienzos como profesional. Como freelance, me veo obligado a realizar trabajos de carácter más “comercial” para sobrevivir. Pocos compañeros fotoperiodistas son capaces de vivir solo de la fotografía de prensa, menos de la fotografía de carácter humanitario. Como dije antes, la prensa está viviendo momentos de cambio y desgraciadamente no se retribuye a los profesionales como se debería.

Fotografía de Javier Fergo para Flamenco on fire./Javier Fergo

OP.- Si tuviese que elegir una de tus fotografías, ¿cuál sería y por qué?

JF.- No puedo elegir una. Tengo predilección por alguna, pero no por calidad o mensaje, sino por los recuerdos de esa situación: las personas a las que conocí o los momentos que viví.

La prensa está viviendo momentos de cambio y desgraciadamente no se retribuye a los profesionales como se debería”

OP.- ¿Tiene proyectos de futuro en mente?

JF.- Siempre tengo un par de proyectos de largo recorrido en los que voy trabajando sin prisa, pero sin pausa. También tengo un proyecto en colaboración con una compañera que comenzaremos pronto. Estos días, con la pandemia del Covid-19 todo se ha parado, no hay encargos y tampoco puedo desplazarme para producir. Pero un grupo de ocho fotógrafos y fotógrafas hemos comenzado un proyecto conjunto sobre el tema que puede ser muy interesante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *