“La pasión por los libros es algo que hay que cuidar, regar e inculcar”

Síguenos y danos un me gusta:
Pin Share
"Los libros son el avión, el tren, el camino. Son el destino y el viaje. Son el hogar".
Anna Quindlen.

‘De la A a la Z con los cuentos’ es el nombre de la iniciativa creada por Juan Luis Pineda y Mónica Mena. Con ella tratan de convertir los cuentos infantiles clásicos en canciones. El objetivo resulta ambicioso en la era 2.0, ya que, pretenden que los niños disfruten de ellos y se apasionen por la lectura.

La lectura cada vez se valora más, o eso cuentan Mónica Mena y Juan Luis Pineda. “Desde la primera etapa de Infantil cada vez está otorgando más importancia a la lectura. Y ya muy pequeños los niños empiezan a manipular y a interactuar con los libros”. Con la intención de promover e incentivar el hermoso hábito de leer la pareja ha creado el proyecto ‘De la A a la Z con los cuentos‘. 

Mónica se dedica a la enseñanza no reglada desde que 12 años atrás montó una academia de inglés y apoyo escolar en San José del Valle. Además, lo compagina con una tienda de puericultura. Juan Luis dirige una tienda de electrodomésticos en el mismo municipio. En 2002 publicó su primer disco llamado ‘Olla de grillos’, un álbum en el que le puso música a doce poemas. Sin duda la carrera musical de este artista está ligada a la poesía. 

Portada del disco ‘Olla de grillos’, del artista vallense Juan Luis Pineda.

Juntos decidieron lanzar el proyecto ‘De la A a la Z con los cuentos’. A través de esta iniciativa tratan de convertir los cuentos infantiles clásicos en canciones. El objetivo resulta ambicioso en la era 2.0, ya que, pretenden que los niños disfruten de ellos y se apasionen por la lectura.

La idea surgió cuando Juan Luis tuvo que explicar a qué se dedicaba en el colegio de su hija Nora. Al no saber qué presentar decidió combinar con música los poemas de Rafael Cruz-Contarini escritos en ‘De la A a la Z con los cuentos‘. En tan solo una semana, le puso música a los 27 poemas de Cruz-Contarini. Años más tarde, él junto a Mónica Mena, lanzan la idea de hacer un proyecto infantil donde se une la poesía y la música para el disfrute de los más pequeños. 

“Es un espectáculo en el que interactuamos con el público, los niños cantan, bailan, nos ayudan a contar los cuentos, de manera que ellos se sientan partícipes de la historia”

Mónica Mena y Juan Luis Pineda

Según explican a OtroPeriodismo, “es una actividad en la se mezcla teatro, poesía y música en directo”. Tratan de que el público participe en la historia y en el espectáculo. De doce cuentos seleccionados, cada uno “va escondido en un libro en cuya portada lleva la inicial del nombre del cuento. El escenario se llena de grandes libros, los cuales esconden cuentos y canciones”. Cuando se van descubriendo los cuentos, Mónica y Juan Luis los narran brevemente y cantan la canción. 

Ambos tenían miedo de que el proyecto causara rechazo, pero “el resultado supera sus expectativas en cada concierto”. La tarea de mantener la atención de un público exigente es ardua. Pero lo logran. Hasta el de los más menores de 3 años. Mena y Pineda destacan la sorpresa de la acogida que ha tenido su idea. Les alientan las caras emocionadas de los niños de 1 o 2 años. De ahí que se plantean nuevos retos.

Más que cuentos

Juan Luis afirma tener otros proyectos en marcha. Cuenta que uno de ellos es ‘Las capas de la cebolla‘, un taller educativo orientado a estudiantes de secundaria y bachillerato. Ahí cuentan la vida del poeta Miguel Hernández, donde también mezcla las obras del valenciano con música. Por otro lado, también tiene en mente otra idea dedicada a la poesía del gaditano Carlos Edmundo de Ory, a quien él mismo pudo conocer en persona.

El matrimonio compagina los conciertos con su vida laboral y familiar. No es fácil, pero forman un buen equipo. Se apoyan entre ellos en todo momento. Además, tienen una cosa clara, es que la prioridad son sus hijos a quienes le dedican el máximo tiempo posible, pues son en gran medida “el motivo por el que salen tantos proyectos”. 

En su casa pueden faltar muchas cosas, pero no los libros. Ambos tienen una gran pasión por la lectura y desde que nacieron sus hijos “la casa está llena de cuentos”. La pareja considera imprescindible la lectura, y tratan de “que no se convierta en una obligación”. Solamente intentan que los niños “descubran lo divertido y emocionante que es leer, la cantidad de cosas que se pueden aprender, y por supuesto, lo que les ayuda a desarrollar la imaginación y a despertar su curiosidad”.

Por ello, tanto Mónica como Juan Luis tratan de que sus hijos tengan como “rutina” leer cada noche. Piensan que “la pasión por los libros es algo que hay que cuidar, regar e inculcar”. Y para que sus hijos acaben sean aficionados a la lectura, quieren “predicar con el ejemplo”. Creen que será más probable que sus hijos lean si les ven a ellos con un libro en la mano.

Colabrora con OtroPeriodismo y ¡Hazlo po

OtroPeriodismo

Revista de información social y comprometida. En Twitter @Otro_Periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.