La revolución será feminista y ecológica o no será

Síguenos y danos un me gusta:

Se trata de  poner la “vida en el centro”, y parafraseando palabras de Yayo Herrero con el objetivo de conseguir “una vida sencilla en lo material, con tiempo para las relaciones, desarrollada en cercanía y resiliente”. Si se sigue por este camino, puede ser algo violento y cruel”.

No podemos permanecer pasivas ni mirar para otro lado, hay que recomponer los lazos rotos con la Naturaleza y lo tenemos que hacer desde el activismo convirtiendo la lucha contra el cambio climático, como una de las mejores tareas que podemos hacer todas juntas.

Y puesto que vivimos en una sociedad machista, son mayoritariamente las mujeres las que se ven afectadas en su vida cotidiana por estas consecuencias. En multitud de países son las mujeres las que buscan el agua, las que recolectan y las que realizan labores artesanales a partir de los recursos naturales de sus tierras. No habrá una revolución feminista completa si no va acompañada también de una revolución ecológica.

La crisis económica provocada por las consecuencias del cambio climático afectará sobre todo a las mujeres, que ya representan el 70%  de la pobreza mundial”

La crisis económica provocada por las consecuencias del cambio climático afectará sobre todo a las mujeres, que ya representan el 70%  de la pobreza mundial. El empeoramiento de las condiciones de vida y el aumento de catástrofes naturales provocadas por el cambio climático desprotegerá a las mujeres ante los delitos de violencia de género. También provocará movimientos migratorios en los que son las mujeres las que sufren un mayor riesgo.

Son también muchas las mujeres indígenas que, como Berta Cáceres, arriesgan y pierden sus vidas por defender sus territorios ante el acoso a los que los somete el capitalismo”

La sociedad igualitaria por la que luchamos las feministas se basa en una relación respetuosa con el medio, en un consumo responsable y en primar el cuidado de la vida por encima  de los intereses económicos. Son también muchas las mujeres indígenas que, como Berta Cáceres, arriesgan y pierden sus vidas por defender sus territorios ante el acoso a los que los somete el capitalismo.

El 25 de septiembre se celebra el Día Global de Acciones por el Clima. Desde Marea Violeta Jerez luchamos por un mundo igualitario en el que se cuide y se sustente la vida. Ya no hay discusión acerca de cómo la forma de vivir actual influye en el cambio climático, y por tanto, sobre el daño que se está haciendo al planeta.

 ¡La revolución será feminista y ecológica o no será!

 

Marea Violeta Jerez.

 

OtroPeriodismo

OtroPeriodismo

Revista de información social y comprometida. En Twitter @Otro_Periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *