Registrados 2.174 casos de acoso a docentes en las aulas en el curso pasado

Síguenos y danos un me gusta:
0

Según el sindicato docente ANPE, el 69% de los docentes atendidos en ‘El Defensor del Profesor’ presentaba síntomas de ansiedad, y el 10% acababa solicitando la baja laboral. Incluso a lo largo del pasado curso 16 casos de bajas definitivas.

El sindicato docente ANPE advierte de que se estabiliza el número de casos de acoso y violencia hacia profesores durante el curso 2018-2019. Fueron 2.174 casos, casi la misma cifra que el curso anterior, 2.179. «Lo que indica que las situaciones de conflictividad están lejos de erradicarse de los centros escolares», subrayan desde el sindicato.

El presidente del sindicato, Nicolás Fernández, ha destacado que la mayoría de los docentes que acuden a ‘El Defensor del Profesor’ provienen de la enseñanza Secundaria. Esta plataforma es un servicio que nació en 2005 por parte del sindicato para ayudar ante situaciones de violencia o acoso en las aulas. 

Por tipologías de casos, hay ligeros repuntes en situaciones de falta de respeto del alumnado a los docentes o de amenazas y violencia entre estudiantes. Según detalla Laura Sequera, coordinadora del servicio ‘El Defensor del Profesor’, son habituales los casos de alumnos que pretenden «humillar» a docentes o las amenazas a su profesión. Asegura que “voy a acabar con tu profesión” o “’voy a hacer que te echen” son frases habituales.

Las madres y padres utilizan cada vez más los ‘Whatsapp’ de grupos de clase para realizar acusaciones, descalificaciones o injurias a los profesores, que no pueden defenderse»

También destacan los problemas con los padres y madres, donde se producen pequeños incrementos en los casos de acoso, denuncias o acusaciones carentes de fundamentos.   «Las madres y padres utilizan cada vez más los ‘Whatsapp’ de grupos de clase para realizar acusaciones, descalificaciones o injurias a los profesores, que no pueden defenderse. Muchos nos llaman por estas situaciones porque no saben cómo actuar», explica Laura Sequera.

Todas estas situaciones tienen un impacto emocional en el profesorado que repercute la ‘calidad educativa’, según ANPE. El 69% de los docentes atendidos en ‘El Defensor del Profesor’ presentaba síntomas de ansiedad, y el 10% acababa solicitando la baja laboral. Incluso a lo largo del pasado curso 16 casos de bajas definitivas.

«Las consecuencias son demoledoras, porque quienes se ven inmersos en estos casos sufren un deterioro físico y mental«, ha asegurado Nicolás Fernández, que reclama a las administraciones educativas una serie de actuaciones y medidas para evitar estas situaciones y paliar sus consecuencias en el profesorado.

Entre ellas, la reactivación del Observatorio estatal de Convivencia Escolar, un programa de prevención del acoso escolar con protocolos de atención a víctimas, y ofrecer asistencia psicológica y jurídica a los docentes agredidos, porque sus casos acaban en ocasiones en denuncias y posteriores juicios.

OtroPeriodismo

Revista de información social y comprometida. En Twitter @Otro_Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *