Simone Biles y la otra historia de una campeona olímpica: abuso sexual en el deporte

Síguenos y danos un me gusta:

Simone Biles (Ohio, 1997), es seis veces campeona nacional, ​ campeona olímpica en Río 2016​ y cinco veces campeona del mundo, siendo la única gimnasta que lo ha conseguido tres veces de forma consecutiva.

Por desgracia, también es conocida tras contar todo lo pasado y los abusos sufridos por parte del coordinador médico del equipo femenino de gimnasia de Estados Unidos, Larry Nassar.

La joven se dio cuenta de todo lo que había pasado al ver un documental en Netflix de Maggie Nichols. En la producción, esta ex compañera de equipo, detalla los abusos de los que fue víctima por parte de Nassar.

Cuando leí lo que dijo Maggie fue un duro golpe para mí, porque me di cuenta de que había sufrido el mismo trato”

“Cuando leí lo que dijo Maggie fue un duro golpe para mí, porque me di cuenta de que había sufrido el mismo trato”, confesaba Biles.

Este médico de carácter simpático y gesto gentil, esperaba a sus víctimas en la camilla, les pedía que se relajasen. Minutos más tarde el doctor abusa de las chicas manoseando sus geniales. Ellas pensaban que era parte del tratamiento que supuestamente estaban recibiendo.

“Recuerdo buscar en Google ‘abuso sexual‘. Porque sé que algunas chicas lo pasaron mucho peor que yo. Lo sé con total seguridad. Así que sentí que yo no había sido abusada, porque no era en la misma medida que las otras chicas. Algunos de mis amigas lo pasaron muy, muy mal. Eran sus favoritas. Como mi caso no era así, sentí que no sucedió”.

Estaba muy deprimida. Dormí mucho porque, para mí, era lo más parecido a la muerte sin dañarme”

“Estaba muy deprimida. Dormí mucho porque, para mí, era lo más parecido a la muerte sin dañarme. Fue un escape de todos mis pensamientos, del mundo, de lo que estaba sucediendo”, explicó en una entrevista.

Se estima que más de 350 mujeres han sufrido abusos por parte de Larry Nassar, sentenciado a cadena perpetua por abusar sexualmente de gimnastas jóvenes. A esto se añade una pena de prisión de 60 años por tener más de 35.000 archivos de pornografía infantil.

OtroPeriodismo

OtroPeriodismo

Revista de información social y comprometida. En Twitter @Otro_Periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *