¿Te acuerdas de aquella noche en tu cine de verano?

Síguenos y danos un me gusta:
0

En la actualidad esta alternativa de ocio al alcance de todos está diversificando su oferta a pesar del descenso de salas. OtroPeriodismo ofrece unas pinceladas de su historia a lo largo de la que, seguro, los espectadores han vivido ‘momentazos’ inolvidables.

En un autocine los protagonistas de ‘Grease’, Danny y Sandy, “formalizaron” su popular amor juvenil. Es muy probable que precisamente esa popular película sea una de las más proyectadas a lo largo de estos años en los cines de verano ya sea sentados en emplazamientos emblemáticos al aire libre como el Patio de San Agustín en El Puerto, en una silla de playa o en el bordillo de cualquier acera como es el caso de muchas barriadas. Seguro que quien lee estas líneas y quien no, también recuerda una noche especial en su cine de verano…

Esta opción de ocio se ha convertido, sin duda, en una de las ofertas lúdicas de los meses estivales para quienes tienen más, menos y casi ningún recurso económico. El primer cine de verano surge a comienzos del pasado siglo, aunque su ‘boom’ tuvo lugar a mediados de los 50 y, sobre todo, en la década de los 60. En 1966 se contaban salpicados por toda la geografía española 8.193, el doble que una década antes.

A pesar de que los cinéfilos se habrán deleitado visualizando cintas de autor y comerciales mientras la suave brisa acariciaba sus rostros el número de estas salas ha disminuido considerablemente con el tiempo. En 2013 se contaban 3.908 salas activas en España, según el Ministerio de Cultura, de las cuales 318 están dedicadas el uso de salas de verano.

Los cines de barrio organizados por entidades públicas suelen optar principalmente por películas familiares aptas para todas las edades. Clásicos del cine fantástico y de terror como ‘Nosferatu’, de Murnau, se han proyectado en El Puerto (Cádiz). Y aquellos que se arriesgan en este país por dar un giro al concepto de sala cine estival diversifican la oferta. De esta manera no se limitan a la proyección de películas, además ofrecen música en directo, actuaciones de personajes disfrazados de los protagonistas que aparecen en las lonas, actividades en las que los espectadores también participan… Todo lo que la imaginación da de sí en pro de mantener vivo el sueño de los cines de verano.

Al otro lado del Atlántico, el 6 de junio de 1933 se puso en marcha el primer autocine de la historia en New Jersey, iniciativa que se ha importado al resto del mundo. Recientemente, en Madrid, muy cerca del Paseo de la Castellana, una empresa ofrece la posibilidad de disfrutar de grandes clásicos, así como de los estrenos de las últimas películas desde tu propio coche, al igual que los protagonistas de ‘Grease’.

Las opciones son variadas, al alcance de todos… ¿Estás preparado para seguir protagonizando anécdotas inolvidables en tu cine de verano ideal?

OtroPeriodismo

Revista de información social y comprometida. En Twitter @Otro_Periodismo

Un comentario en “¿Te acuerdas de aquella noche en tu cine de verano?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *