Tiene parálisis cerebral y es osteópata: “Siempre doy el cien por cien”

Síguenos y danos un me gusta:
5

Con 14 años los médicos le advirtieron de que no avanzaría en las secuelas que arrastraba su parálisis. Sin embargo, años más tarde se puso en manos de una osteópata y le demostró que podía mejorar su motricidad. Tal fue así que Juan Antonio Morales (1976) pidió una excedencia en la cadena de supermercados en la que trabaja desde hace una década. Recientemente acaba de finalizar sus estudios de Osteopatía. Su objetivo es ayudar a personas como él, con capacidades diferentes: “Luchamos más que nadie por todo en la vida”, afirma.

Una niña de su clase le bajaba la cremallera del pantalón cuando tenía la necesidad de ir al baño porque él no podía hacer pinzas con la mano. En 3º de EGB su maestro logró que se atase los cordones, hasta entonces usaba zapatos de velcro. Salvo ciertos matices como estos, Juan Antonio Morales (1976), recuerda su infancia como la de cualquier otro… o casi. Ahora acaba de finalizar los estudios de Osteopatía.

Es el segundo hijo de Ana. Conocidas de su madre, costurera de profesión, le recomendaron llevarle a algún especialista porque con 16 meses de vida aún no andaba y ladeaba la cabeza. Diagnóstico: parálisis cerebral producida como consecuencia de la falta de oxígeno durante el parto. Ella siempre ha defendido la hipótesis de que pudo deberse a que su embarazo duró 10 meses. De hecho, algo raro notarían los facultativos cuando, a pesar de que Juan Antonio pesó cinco kilos, permaneció mes y medio en la incubadora.

Lo cierto y seguro es que a partir de ahí sus padres se encargaron de que no faltara a las citas con los diferentes especialistas —logopedas, traumatólogos…—. Con el paso del tiempo el joven, que ha vivido hasta los 28 años en Alcalá de Guadaíra y actualmente reside en Zahara de la Sierra (Cádiz), ha notado ciertas conductas algo diferentes. Su abuelo, por ejemplo, era el único con el que salía a la calle en sus ratos de esparcimiento. Hasta hace muy poco su madre tenía depresión. “Ella nunca me lo ha dicho, pero creo que era por mi discapacidad. Mi abuelo ha sido para mí como mi padre. Siempre me llamaba Felipe, imagínate por qué”, cuenta el joven.

Con 14 años los especialistas advirtieron a la familia de que Juan Antonio no avanzaría en su motricidad. Reconoce que durante su adolescencia “flojeó” con los estudios. Cursó secundaria y comenzó hostelería, ya que una de sus pasiones es la cocina, pero lo dejó. El primer paso de gigante para romper todas las barreras y contradecir a los médicos tuvo lugar cuando trabajaba en una carpintería. Los primeros seis meses me tuvieron lijando y barriendo para ejercitar los brazos y las manos. Sus cinco años en esa empresa los define como “una maravilla”.

Juan Antonio Morales, nació con parálisis cerebral y hoy es osteópata./ @MLPARRAGARCIA
Juan Antonio Morales, nació con parálisis cerebral y hoy es osteópata./ @MLPARRAGARCIA

El siguiente paso de gigante lo dio en 2013. Más que pasos fueron kilómetros, los que realizó en el Camino de Santiago, él solo sin ninguna compañía. De su aventura trajo consigo un rosario que siempre cuelga de su cuello y muchas molestias: “Me dolían hasta las pestañas”. Por eso se puso en manos de una osteópata. La experiencia le resultó tan gratificante que pidió una excedencia en la cadena de supermercados en la que trabaja de cajero desde hace una década. “Soy un empleado más, siempre voy al cien por cien”. Decidió estudiar Osteopatía. “Empecé a sentir que había algo dentro de mí para ayudar a los demás”, dice convencido.

En los últimos cuatro años se ha preparado a conciencia en Terapias Manuales Apófisis Jerez y Centro de Terapias Manuales Antequera. A su gran pasión por la música sin la que, afirma, no podría vivir y la lectura, ha incorporado libros de temática relacionada.

Lo cierto es que Juan Antonio no es el que era y sus conocidos lo corroboran a tanto a nivel físico como anímico. Y tiene un objetivo claro: montar una consulta en la que tratar a pacientes con discapacidades físicas y sensoriales, acompañarlos en su proceso de sanación. Afirma que mediante la Biodinámica el paciente puede oír a su cuerpo, y a través de la Emoconciencia libera el dolor físico.

Siempre nos han tenido muy ocultos a las personas con discapacidad, los primeros los padres por lo que diga la sociedad. Somos personas normales, luchamos más que nadie por todo en la vida”.

Además, le gustaría ofrecer charlas sobre educación emocional. Pretende devolver al mundo lo que él ha logrado con esfuerzo, aunque prefiere no hablar demasiado del futuro y sí del ahora.

Pese a que él se ha sentido y se siente considerado uno más en su entorno, quiere realizar un llamamiento a la sociedad, a la clase política y a las empresas privadas para que apoyen más a las personas con capacidades diferentes. “Siempre nos han tenido muy ocultos a las personas con discapacidad, los primeros los padres por lo que diga la sociedad. Somos personas normales, luchamos más que nadie por todo en la vida”.

Recuerda sin rencor a los pocos chicos traviesos que bromearon alguna vez con él en el  colegio; cómo su madre se oponía a que arreglara un simple enchufe en casa por su discapacidad física; y la retahíla de excusas que expone su madre cada vez que se siente atraído por una chica. También ríe al contar que antes sólo pensaba que conduciría coches automáticos, “y ahora no lo quiero ni regalado”. Los ojos le brillan cuando se acuerda del día que logró abrocharse los botones de las mangas de la camisa. “Todo ha sido un aprendizaje, lo bueno y lo malo”, sentencia, Juan Antonio Morales, el niño que nació con parálisis cerebral, el adulto que ayudará a que la discapacidad no frene a otros pequeños.

Maria Luisa Parra

Maria Luisa Parra

En twitter @MLPARRAGARCIA Periodista.

5 comentarios sobre “Tiene parálisis cerebral y es osteópata: “Siempre doy el cien por cien”

  • el junio 24, 2017 a las 1:21 am
    Permalink

    Es una maravilla de persona y un gran amigo. Es tan capaz de lo que se propone como el que más. Me alegro por ti Juan Antonio.

    Respuesta
  • el junio 24, 2017 a las 1:10 pm
    Permalink

    Yo lo conozco es una persona trabajadora,servicial, muy agradable y todo le parece poco para sus amigos.
    El día 3 estuvimos en la comunión de un familiar y lo pasamos estupendamente.
    Continúa con esa fe que tienes por todo, un abrazo, creo que sabrás que soy Chari la tía de Maria. Te mereces todo lo bueno de la vida

    Respuesta
  • el julio 19, 2017 a las 7:58 pm
    Permalink

    Hola José Antonio:
    Enhorabuena por los resultados de tu lucha sin tregua.
    Sabés que en esta familia te valoramos y te queremos.
    Enhorabuena a tu madre, seguro estará muy feliz
    Sois personas que dejáis huella.
    Un abrazo muy muy grande.
    Ascensión y Tasio

    Respuesta
  • el febrero 17, 2018 a las 4:17 pm
    Permalink

    Es una persona maravillosa, maravillosa!!!😘😘

    Respuesta
  • el junio 16, 2018 a las 3:01 pm
    Permalink

    Por fin conseguistes terminar los estudios , y empezar tú ilusión para hacer el bien a los demás . Muchas gracias Juan Antonio te deseo lo mejor . Tú vecino y amigo Rafael Colunga Pérez te envía un abrazo .
    Recuerdos a Tú feliz Madre .

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *