Beethoven: el gran genio sordo de la música

Síguenos y danos un me gusta:
0

El director de orquesta hace un último movimiento de brazos y suenan los acordes finales de la Novena Sinfonía, la sala entera está en pie, aplaudiendo y gritando: «¡Bravo!»

Beethoven también esta ahí, pero no oye nada, ha escuchado esa misma Sinfonía miles de veces pero solo en su cabeza, hace tiempo que está completamente sordo.

Únicamente un verdadero genio es capaz de realizar tal proeza, la mayoría de sus obras finales, catalogadas como las mejores, las compuso cuando ya apenas oía o se había quedado totalmente sordo.

Ludwig Van Beethoven (Bonn, actualmente Alemania, 1770 – Viena, 1827) nació sin problemas de audición que adquirió a partir de los 27 años.
Fue de los pocos compositores que logró vivir con de los encargos musicales que le hacían, algo muy poco común en aquella época.

Hizo frente a muchos problemas de salud, derivados todos al parecer por una intoxicación por plomo. Debido a su sordera pensó incluso en suicidarse pero la pasión por la música y el apoyo de sus amigos fueron fundamentales para superar sus depresiones.

Mediante unos llamados “cuadernos de conversación” se comunicaba con sus amigos, ellos escribían y Ludwig respondía oralmente. “Todavía no se han levantado las barreras que le digan al genio: “De aquí no pasaras”. Y tenía toda la razón pues ni si quiera la sordera pudo alejarlo de la gloria y la fama que ha tenido a lo largo de estos siglos.

Ilustración de parte de 
@momoranart.

Didi

Diversidad&Diversión para todos y todas. Ilustraciones y textos con un mensaje social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *