Aumentan las violaciones en grupo durante las fiestas de verano en España

Síguenos y danos un me gusta:
Pin Share

“Es preocupante observar cómo a lo largo de la última década hemos pasado de tener un 2,1% de casos de abusos sexuales en grupo, a un 10,5% en el último año. Sin duda este es un fenómeno en el que estamos viendo con preocupación que los jóvenes están banalizando este tipo de comportamientos, alejándose cada vez más de la empatía hacia las víctimas”. Así lo explica el director de Programas de ANAR, Benjamín Ballesteros.

Esta tendencia al alza la ha detectado ANAR a través de las Líneas de Ayuda (900 20 20 10 y chat.anar.org) que pone a disposición de niños, niñas y adolescentes, y de sus familias y los centros escolares (600 50 51 52). También han aumentado los casos de abuso sexual en general atendidos por ANAR, que han pasado de 717 en 2020 a 1.297 en 2021, lo que supone un incremento del 80,9%.

El consumo de pornografía “desde edades muy tempranas sin ningún tipo de control parental” está, a juicio de Ballesteros, entre las posibles causas que explican el aumento de las violaciones en grupo.

En alguno de los casos de abusos sexuales en grupo difundidos recientemente por los medios de comunicación, las víctimas fueron contactadas y citadas a través de las redes sociales.

Tal y como recoge el I Estudio sobre abuso sexual en la infancia y adolescencia según los afectados y su evolución en España (2008-2019), realizado por el Centro de Estudios e Investigación de la Fundación ANAR, también han aumentado especialmente los abusos a través de las tecnologías.

En concreto, señala que el grooming –ciberacoso ejercido deliberadamente por un adulto para establecer una relación y un control emocional sobre un menor con el fin de preparar el terreno para su abuso sexual– ha experimentado un crecimiento del 36,7%; y el sexting –difusión o publicación de imágenes o vídeos de tipo sexual, principalmente a través del teléfono móvil–, del 25%.

“La víctima nunca es responsable del abuso o agresión sexual sufridos, menos aún cuando se trata de menores de edad”

Fundación ANAR

El año pasado, ANAR atendió 502 peticiones de ayuda por grooming, que implicaron la ayuda directa a 51 víctimas de esta práctica delictiva “cada vez más extendida”.

Cómo prevenirlo

La Fundación ANAR, “alarmada” por este incremento de casos, ha elaborado un vídeo destinado a sensibilizar sobre el peligro del grooming, en el que se muestra, por medio de un falso experimento social, “lo fácil que es caer en el engaño de acosadores y abusadores a través de las redes sociales”. Asimismo, ha preparado un decálogo ante las agresiones sexuales en grupo.

Por otro lado, ha lanzado una serie de recomendaciones como que los medios de comunicación cuenten con protocolos de protección a la infancia a la hora de abordar el tratamiento informativo de cualquier noticia o suceso en que estén implicados menores de edad, cumpliendo estrictamente el principio de confidencialidad y evitando dar datos que permitan identificar a las víctimas, como el nombre de la localidad donde viven.

También aconseja no especificar detalles escabrosos pues “solo contribuye al tratamiento morboso de la información, la retraumatización de la víctima y el posible efecto llamada para otros agresores”.

Fundación ANAR recuerda que “la víctima nunca es responsable del abuso o agresión sexual sufridos, menos aún cuando se trata de menores de edad” que, independientemente de su edad, por su propia condición, se hallan en una situación de vulnerabilidad. Advierte de que, cuando los agresores son menores de edad, también merecen respeto a la confidencialidad de su identidad y la presunción de inocencia.

OtroPeriodismo

Revista de información social y comprometida. En Twitter @Otro_Periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.