‘O que arde’

Síguenos y danos un me gusta:
Pin Share

A raíz de los recientes incendios acaecidos en España, me consultaba una amiga si yo pensaba que los locales, habían sido intencionados. No acertaba yo a responderle, dado que no tenía ni tengo un conocimiento al detalle de lo acontecido. 

Es probable que inconscientemente ella tratara de ponerle rostro al culpable. A un desaprensivo, a un pirómano como el protagonista de ‘O que arde’, que en su cara llevaba reflejado el estigma de la culpabilidad sin más remedio. Quién sabe si el trabajo de la policía científica da sus frutos, y nos coloca en la portada del periódico al rostro de un señor X, culpable de todo y chivo expiatorio de una sociedad que ansía respuestas simples a problemas complejos

“Es mucho más fácil concluir que un individuo le mete fuego a nuestros campos que el hecho de repensar dónde está nuestra parte colectiva de culpa”

Miguel Ángel Cuevas Noa. Licenciado en Ciencias Ambientales y Máster en Agroalimentación.

Puede que sí, que encuentren al culpable. Al fin y al cabo, somos fáciles de convencer: si casi nos han convencido que “La bella” cabalga a lomos de un caballo, y que se llama Victoria Federica, cómo no van a poder convencernos de que “La bestia” tiene rudo rostro, manos curtidas y manchadas de tizne y odio hasta en las pestañas de su mirada penetrante.

Habremos saciado así nuestra sed de justicia, cuando no de venganza. Será suficiente, porque es mucho más fácil concluir que un individuo le mete fuego a nuestros campos que el hecho de repensar dónde está nuestra parte colectiva de culpa. Una culpa colectiva que tiene nombre, calentamiento global, que tiene causas demostrables, que además está teniendo consecuencias evidentes arrasando con fuego a gran parte de la Europa Meridional. 

Los incendios son intencionados. Pero no son obra de “La bestia”, o más bien el feo rostro de “La bestia” tiene cara del presidente de la comunidad de Castilla de la Mancha, del Mañueco, del presidente de la Junta de Andalucía, o de cualquiera de nosotros, cualquiera de nosotras. Porque ponemos la intención en cada una de nuestras pequeñas acciones: ya sea votando a negacionistas del cambio climático, abusando del uso del coche o permitiendo que nuestros municipios sean cada vez menos resilientes, le estamos metiendo fuego a ‘O que arde’.

FOTO: Un bombero de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) combate el fuego en Zamora. REUTERS/Isabel Infantes

¡Haz posible OtroPeriodismo!

Miguel Ángel Cuevas Noa

Licenciado en Ciencias Ambientales y Máster en Agroalimentación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.