Diez años descifrando La Alhambra

Síguenos y danos un me gusta:
0
288
fb-share-icon20

El arabista y escritor, Juan Castilla Brazales, ofrece detalles y anécdotas sobre la década dedicada a recopilar todas las inscripciones que guardan los muros de este Conjunto Monumental, durante una visita al Ateneo de Jerez.

El pasado viernes 17 de enero, el insigne arabista y escritor, Juan Castilla Brazales (Linares, 1961) visitó el Ateneo de Jerez. Desde hace muchos años reside en Granada, donde se licenció en Filología Árabe, un campo en el que se introdujo de un modo casual y que luego se convirtió en su pasión y su forma de vida.

Castila Brazales no es un escritor cualquiera. Ha sido Presidente del Ateneo de Granada, circunstancia que ha propiciado diferentes encuentros entre él y la familia ateneísta jerezana. Esta visita, por tanto, afianza los lazos de amistad y afecto que les une.

Esta vez se trataba de un encuentro con los lectores de sus novelas, para  la compañera y Vicepresidenta Ejecutiva, María Gutiérrez Bellido, tenía preparada una entrevista, previa al diálogo que esperábamos entre el escritor y el público asistente al acto.

De forma amena y divertida, Gutiérrez Bellido logra que aflore el hombre afable que, con total modestia, ofrece detalles y anécdotas sobre diez años dedicados a recopilar todas las inscripciones que guardan los muros del Conjunto Monumental de La Alhambra, que ha mostrado a miles de visitantes y que conoce como pocas personas.

Y es que resulta difícil entrar directamente en su obra literaria, sin pasar por la riquísima trayectoria intelectual de este investigador. Su buen conocimiento del mundo arabo-islámico viene avalado por sus múltiples estancias en países de este ámbito geopolítico.

A sus numerosos artículos y libros de contenido científico hay que sumar otros muchos de carácter divulgativo, resultado de su preocupación por llevar a un público no especializado los temas relacionados con su área de interés, la de los estudios árabes e islámicos. Fruto de ello, títulos como Érase una vez al-Andalus o Andalusíes son ya obras de referencia que le han reportado crédito y reconocimiento entre un amplio sector de lectores.

Juan Castilla se muestra muy orgulloso de su faceta como divulgador, que pone en relación directa con su afán didáctico, el deseo de trasladar conocimientos rigurosos a un público no especializado y hacer que se sientan atraídas.

En él hay una inquietud constante por desentrañar el mundo que nos rodea, por explicarlo y hacer que nos apasione; su entrada en el mundo literario es fruto de ese afán. En poco tiempo se ha revelado como un buen narrador con La casa de los tulipanes, Melvia y Al oeste de los sueños, donde la persona curiosa y observadora que siempre ha sido, vuelca su imaginación, para recrear historias y personajes con una ambientación cinematográfica y un ritmo propio de Conan Doyle.

Sin que casi el público se percatase, el reloj avisa de que ha pasado el tiempo y despiden al invitado. Habrá otros encuentros, en Jerez o en Granada, donde ojalá poder disfrutar del saber y la hospitalidad de Castilla Brazales, y pasear por los jardines de la Alhambra de su mano.

OtroPeriodismo

Revista de información social y comprometida. En Twitter @Otro_Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *