Gestación subrogada: una práctica “antiética y antimoral”

Síguenos y danos un me gusta:
Pin Share

Ucrania, un país con población precaria y pobre, muchas mujeres tienen que buscar una manera de sobrevivir. Algunas de ellas se agarran a la gestación subrogada. El vientre de alquiler es muy común en este país recientemente invadido por Rusia, dado que allí esta práctica es legal.

La activista y feminista, Ana Castro, afirma que las mujeres ucranianas ya “vienen siendo víctimas de esta explotación reproductiva desde hace muchos años”. Durante los conflictos bélicos de 2013, no solo se mantuvo esta forma de explotación reproductiva, sino que además “se han beneficiado de mujeres pobres huyendo de los territorios en los que se encontraban en aquel momento. Se aprovechaban de que estaban en un estado de máxima necesidad para hacerlas formar parte del proceso”. 

La gestación subrogada, aún siendo legal en pocos países, es una práctica “antiética y antimoral”, como dice Teresa Domínguez, experta en maternidad subrogada, pues “se vulneran los derechos de los seres humanos”. 

Domínguez sostiene que “la subrogación a ojos del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos vulnera los derechos”, tanto de la mujer como del bebé. Según explica no existe un derecho a tener hijos, pero sí el derecho de cada crío tiene que tener una familia. Castro comenta que en la pandemia ya ocurrió que de algunas criaturas nadie se hizo cargo porque no se podía viajar.

Por otro lado, Domínguez enumera una serie de resoluciones en las que demuestra la vulneración de los derechos: “Según la última resolución del Parlamento Europeo del 5 de mayo sobre el impacto de la guerra de Ucrania en las mujeres, niñas y personas recién nacidas, se sigue condenando la explotación reproductiva y la mercantilización de bebés”. 

“Según la última resolución del Parlamento Europeo del 5 de mayo de 2022 sobre el impacto de la guerra de Ucrania en las mujeres, las niñas y las personas recién nacidas sigue condenado la explotación reproductiva y la mercantilización de bebés”. 

Teresa Domínguez, miembro de la plataforma Stop Vientres de Alquiler

Como dice la experta, “en 2015, la resolución del Parlamento Europeo también condenó la práctica de la subrogación porque socava la dignidad humana de las mujeres”, ya que se utiliza el cuerpo de las mujeres como materia prima. Además, se considera que esta práctica “cosifica a los menores”, porque se venden como mercancía. 

En 2016, la resolución del parlamento europeo calificaba la gestación subrogada comercial que es más del 98% de la que se practica en el mundo, la califica de trata. En 2015, la resolución del Parlamento Europeo también condenaba la práctica de la subrogación por socavar la dignidad humana de las mujeres, porque el cuerpo de las mujeres y sus funciones reproductivas son usadas como una materia prima.

Teresa Domínguez, miembro de la plataforma Stop Vientres de Alquiler

Con ese motivo, Teresa Domínguez concluye denunciando que es una forma de trata “absolutamente inadmisible”. Sobre todo, cuando “abogamos por los derechos humanos y luchamos contra la trata humana. Estamos consintiendo un mercadeo de trata de mujeres. En lugar de luchar por políticas que permitan que esas mujeres se ganen la vida de otra forma y favorecer las políticas de adopción”.

Teresa Domínguez

Este asunto es presentado por Teresa Domínguez, este 19 de mayo en Jerez, durante la charla sobre ‘Maternidad Subrogada y Biomercado Global: Especial Ucrania’. Domínguez es también miembro de la plataforma Stop Vientres de Alquiler, componentes de la coalición internacional por la abolición de la maternidad por sustitución Ciams.

Un comentario en «Gestación subrogada: una práctica “antiética y antimoral”»

  • el mayo 19, 2022 a las 5:28 am
    Enlace permanente

    Es muy necesario que las mujeres nos unamos en una gran red buscando lo que nos une para conseguir mejorar la práctica de los derechos humanos desde lo local hasta lo global, logrando incidencia política al proyectar una imagen de unión por acuerdos entre nosotras lejos de enfrentamientos politicos, para avanzar en los temas básicos del feminismo.
    El día 28 de mayo desde la PAP, se nos convoca a una manifestación en Madrid por la ABOLICIÓN DE LA PROSTITUCIÓN, porque el cuerpo de las mujeres no puede ser la mercancía de ningún negocio. Al igual que la educación y la sanidad no se venden, no son mercancía , el cuerpo de las mujeres tampoco debe ser legalizado como la mercancía del negocio de la prostitución como se está pretendiendo para favorecer a proxenetas y puteros.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.