La “pobreza severa” azota a las familias

Síguenos y danos un me gusta:
2

Afecta a niños y niñas la  mitad de familias que entran en el programa CaixaProinfancia. El pasado año atendió a un total de 63.229 en toda España, cuyos ingresos están por debajo del 40% de la renta mediana. 

La “pobreza severa” sacude a la mitad de las familias que acuden al programa CaixaProinfancia para romper el círculo de pobreza hereditaria, ha explicado el director general de programas sociales de la Fundación Bancaria La Caixa, Marc Simón.

En declaraciones a Europa Press, Simón ha explicado que el plan se despliega en el territorio español a través de 177 redes con un “enfoque holístico” que tiene en cuenta los niños en situación de vulnerabilidad, sus familias, la comunidad, las entidades que pueden prestar la atención y agentes públicos.

La “pobreza severa”, que afecta a niños y niñas que viven en hogares cuyos ingresos están por debajo del 40% de la renta mediana, representa a la mitad de familias que entran en el programa, que el año pasado llegó a un total de 63.229 en toda España. La entrada al programa para menores de 0 a 18 años lo llevan a cabo unas 250 entidades en todo el territorio, que proceden a verificar los ingresos de la familia siguiendo el indicador de referencia Iprem, establecido por los presupuestos del Estado.

El 32,5% de los padres de los menores cuentan con un trabajo, ya sea de tipo temporal (21,5%) o indefinido (11%), lo que invita a una reflexión sobre los modelos laborales”

Simón señala el hecho de que el 32,5% de los padres de los menores cuentan con un trabajo, ya sea de tipo temporal (21,5%) o indefinido (11%), lo que invita a una reflexión sobre los modelos laborales. Del global, un 32,1% están desocupados o bien son receptores de prestaciones públicas como el paro, un 33,5% están desocupados, pero no son receptores de prestaciones públicas, y un 0,8% tiene trabajo por servicios puntuales.

Un análisis del impacto del programa de la fundación, que este año cumple diez años, revela que la mitad de las familias que acceden son monoparentales, que la mitad de las familias son de origen extranjero a nivel global –en el 66% de los casos en la ciudad de Barcelona–. Si bien la mitad de los padres son de origen extranjero, el 87% de los niños a nivel global han nacido en España, y solo un 13% lo han hecho fuera, ha observado Simón sobre datos del programa a 2017.

Sobre el nivel de estudios de los tutores, el 54,8% del conjunto tiene estudios primarios; el 26,6% no tiene formación; el 3,5% de Formación Profesional (FP); el 13%, de Bachillerato, y un 2,1% cuenta con estudios universitarios.

El tiempo medio de prevalencia de los niños en el programa es de 3,4 años en la ciudad de Barcelona, donde el 43% de los atendidos lo hacen para conseguir un refuerzo educativo; el 30% por ocio y tiempo libre; un 15%, por alimentación e higiene; un 10%, atención psicoterapéutica, y un 2% por apoyo educativo familiar.

El programa, que el año pasado destinó una inversión de 49,9 millones, cuenta con ámbitos de refuerzo educativo, ocio y tiempo libre, apoyo educativo y familiar, atención psicoterapéutica personal y familiar y de promoción de la salud con diferentes servicios en función de la situación personal, así como algunos cheques de ayuda para comprar material escolar, alimentación, gafas y audífonos.

OtroPeriodismo

OtroPeriodismo

En Twitter@Otro_Periodismo Revista de información social y comprometida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *