Los hombres siempre dicen la verdad

Síguenos y danos un me gusta:
Finalmente, la denuncia de la agresión homófoba de Malasaña era falsa. ¿Significa eso que todas las denuncias de agresiones homófobas son falsas? NO. ¿Significa que la agresiones homófobas no existen? No, rotundamente, la homofobia existe y tiene consecuencias horribles para lesbianas y gays.
Lo que sí resulta llamativo es el tratamiento informativo de los medios de comunicación. Estos días han salido todo tipo de noticias haciéndose eco de la agresión homófoba. La mayor parte de esos medios la daban por cierta, ni un “supuesto”, ni un “presunto” entre sus líneas. Okey.
Lo que, de nuevo, hace que tengamos que sorprendernos con cierta indignación es el tratamiento periodístico que se hace de las noticias sobre violencia machista, en comparación con esta: violaciones a menores, asesinatos, agresiones de todo pelaje, donde el relato de la víctima (mujer, siempre) es puesto entre comillas y sujeto a la ética (y, esta sí, supuesta) equidistancia periodística: presunto asesinato, supuesta violación, la mujer presuntamente agredida, y así hasta el infinito. De hecho, somos “presuntas víctimas” hasta para la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género.
La conclusión es evidente. La palabra de las mujeres es siempre motivo de duda, debe ser puesta en entredicho, debe ser demostrada y, solo entonces, quizás sea creída. Lo que sería más o menos razonable si no fuera porque la de los hombres (gays o heteros) es siempre valiosa, creída, válida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *