Pablo es ‘Capitán’, tiene Down y superpoderes para acabar con la discriminación

Síguenos y danos un me gusta:
0

‘El superpoder de los abrazos curativos’ plasma la vida de este niño, los momentos difíciles derivados de los problemas de salud y la discriminación. La autora del cuento, Rachel Borreguero, y sus socias en el proyecto Ilusiones Solidarias pretenden transmitir valores como el respeto, la empatía y el cariño. Gracias a la iniciativa “ha pasado de que no lo quieran para nada, a recibir muchas muestras de cariño”, afirma la madre del pequeño.

“Sólo tres días después de que naciera perdieron a mi hijo en el hospital… Imagínate cómo ha sido de dura su vida…”, espeta la mamá de Pablo con palabras que hielan a quien le escucha. Lola Martín, vecina de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), también cuenta con un aplastante júbilo cómo recibió la noticia de que su primogénito tenía síndrome de Down. “Uy coño, de eso no se muere nadie”, le respondió elocuente al médico. Según cuenta, el doctor jamás había sido testigo de una reacción positiva de esa magnitud.

Lejos de tenerlo que asumir o de suponer un disgusto familiar, desde el principio Lola se sintió muy orgullosa de su primogénito. Sin embargo, los primeros diez años del niño no han sido fáciles. El día de su primer cumpleaños entró en el hospital, una neumonía le ató a una máquina durante tres meses; salió de la clínica con un año y medio. “Es un superviviente”, alardea la madre.

Superados los graves problemas de salud lo peor ha venido después cuando ha comenzado a desarrollar su vida social. En su barriada “hay de todo, pero es donde menos aceptación tiene, le han llegado a escupir cuando estaba sentado en el suelo jugando”. Sin embargo, en el 2016 todo cambió cuando Raquel Fernández y Rachel Borreguero se cruzaron en sus vidas, convirtiéndole en un héroe de la literatura.

Pablo, ya no es sólo el peque con Down del que algunos se burlaban y otros no querían a su lado. Pablo es ‘Capitán’, conocido en los extramuros de su localidad gracias a Rachel escritora de cuentos infantiles. Ésta conoció su historia gracias Raquel, compañera de trabajo: sus dramas fruto de la discriminación y sus hazañas al superar los problemas de salud en el cuento ‘El súperpoder de los abrazos curativos’.

Antes Las enfermeras y algunos conocidos insistían a Lola que escribiera la vida de su hijo para darla a conocer, algo a lo que nunca se atrevió. Rachel y Raquel lo vieron claro y así fue plasmado en ‘El poder de los abrazos curativos’, cuya trama es una adaptación de la realidad de Pablo.

“Desde el minuto uno sintió el rechazo de gran parte de la familia y de su entorno algo que ha repercutido mucho también en la vida de su hermana pequeña”, explica la autora. Comenzó a andar algo más tarde y padres de alumnos de su anterior colegio expresaban su malestar por la presencia de Pablo. Una vez que le trasladaron de centro su vida dio un giro. En el autobús le bautizaron como ‘Capitán’.

Pablo vive los malos gestos con inocencia. “Sufro más que mi hijo, cuando veo que muchos niños le rodean y no están jugando; pienso que algo está pasando. Él mientras disfruta como un enano viendo cómo se ríen de él”.

Ahora Pablo es una estrella gracias al trabajo de Rachel, Raquel y Pilar. Firma ejemplares del libro que protagoniza, asiste a actos para promocionarlo y conoce a personas conocidas que apoyan el proyecto Ilusiones Solidarias. Las tres promotoras de la original iniciativa consideran que “uno de los pilares principales para ganar esta batalla es dar a conocer a la sociedad lo que les pasa, de una manera cercana y comprensible tanto para niños como adultos”.  El objetivo es elaborar cuentos que esconden historia reales de niños que luchan con su enfermedad o problema. Además, con la venta de cada ejemplar realizan un donativo a una asociación vinculada con el cuento.

“Sufro más que mi hijo cuando veo que muchos niños le rodean y no están jugando; pienso que algo está pasando. Él mientras disfruta como un enano viendo cómo se ríen de él”.

‘El superpoder de los abrazos curativos’ evidencia “la discriminación que estas personas sufren a diario, al igual que resalta todos los valores que esconden y como sus abrazos son capaces de curar todo lo que te ocurra”. Con las líneas e ilustraciones llenas de realidad y salpicadas de fantasía, Borreguero pretende inculcar a mayores y especialmente a pequeños “valores que se están perdiendo como la empatía, el respeto y el cariño”.

Además han logrado algo de valor incalculable. Dar a conocer la experiencia vital de esta familia sevillana ha servido para dar a conocer la discriminación del colectivo Down. “Es un niño como otro cualquiera, aunque para todo tarde un poco más”. Ahora todo aquel que se acerca le obsequia con un gesto de afecto. “Lo que me pasa a mí ahora es tan bonito. Ha pasado de ser el niño que tiene Down, de que no lo quieran para nada, a recibir muchas muestras de cariño. Es muy gratificante, y además ayudamos a otras personas”, destaca Lola, madre de Pablo, el Capitán.

Maria Luisa Parra

Maria Luisa Parra

En twitter @MLPARRAGARCIA Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *