Tenemos discapacidad intelectual y no salimos en las noticias

Síguenos y danos un me gusta:
0

Carmen y José Luis son dos de las casi 300.000 personas con discapacidad intelectual en España. Realizan diferentes actividades diarias como usuarios de la asociación Asprodeme que les facilita su inclusión en la sociedad.

En España hay casi 300.000 personas con discapacidad intelectual. Cada uno de estos ciudadanos y ciudadanas tiene una personalidad, sueños y gustos propios. Carmen, de 42 años, es una de estas personas y a ella…  le encanta escribir poesía, aunque no sale en las noticias.

Hace tres años, Carmen llegó a la Asociación Asprodeme de Puerto Real (Cádiz), donde tiene varios centros. Vive, junto a otros 23 usuarios, en la Residencia de Adultos María Luisa Escribano perteneciente a la asociación. Allí ofrecen atención cotidiana y de forma familiar a personas que necesitan apoyo en su desarrollo diario y le abren las puertas al mundo. No puede evitar expresar su emoción, por ejemplo, cuando habla a OtroPeriodismo del viaje que tienen previsto realizar este mismo año a Portugal.

Por las mañanas se desplaza hasta el Centro Ocupacional Luis Benvenuty, donde realizan diferentes talleres: de abalorios, competencias básicas, mercantilización, alfabetización y cálculo. A la gaditana le encanta aprender materias que no suelen ser impartidas en el centro como Lenguaje e incluso Sociales. Pero su favorito es el taller de Arte. Lo dedican a hacer macetas, marcapáginas y otras manualidades. 

Carmen reconoce que le gusta más hacer los marcapáginas, pues le resulta más entretenido. Además, cuenta de forma tímida, que le encanta escribir poesía. Es lo único que cambiaría del centro: dedicar más tiempo a su arte. 

José Luis también asiste a los talleres del Luis Benvenuty. Tiene 26 años y muestra mucha soltura a la hora de hablar del centro del que es miembro desde hace cuatro años. Asiste solo los lunes, miércoles y jueves, y su taller favorito es el Mercantil, donde se realizan rótulos y carteles de diferentes asociaciones.

En su día a día, se reúne en un centro para hablar y jugar a videojuegos. Le ayuda mucho a mantener la concentración, y su favorito el Diablo III, un juego de acción y fantasía que puede jugarse en grupo. Pero el centro ocupacional es más que un amplio abanico de talleres. Durante el verano van a la piscina y a la playa de forma ocasional, “nos reunimos un grupo del centro y los monitores nos llevan”. 

El joven destaca que los trabajadores del centro son muy buenos con ellos. “Si no entiendes algo, se lo preguntas y te lo explican todo muy bien. Son todos muy amables”. Tanto Carmen como José Luis, coinciden con los demás usuarios en que “somos todos una gran familia”. Carmen cuenta que hay mucha solidaridad entre ellos: “Cuando uno está mal, todo el mundo intenta animarle”.

Todas las personas con discapacidad intelectual tienen posibilidad de progresar si le damos los apoyos adecuados”

El Centro Ocupacional organiza, además, otro tipo de talleres y formaciones sobre  igualdad, género y mujeres, cocina y reciclaje, entre otros. 

Los resultados de estos talleres son vendidos en el mercadillo de la asociación por un precio simbólico, ya que el objetivo de este centro es proporcionar una actividad útil e integradora a personas con discapacidad en edad laboral. Y, en ocasiones especiales, hay diferentes eventos. Algunos, en convivencia con las familias de los usuarios, buscando así crear una relación de cercanía entre todos para que ellos lo disfruten.  

Mercadillo de los usuarios y usuarias de la Asociación Asprodeme./ Cedida

La Asociación Asprodeme nació en el año 2000 y actualmente consigue ayudar a 65 personas mayores de edad con discapacidad intelectual entre sus  centros en Puerto Real. Apuestan por la inclusión. “Todas las personas con discapacidad intelectual tienen posibilidad de progresar si le damos los apoyos adecuados”, sentencian. Todo un logro de gente corriente que no suele salir en las noticias.

Fotografías: Usuarios de la Asociación Asprodeme./ Cedidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *