“Sale gratis perjudicar a una mujer hasta el punto de que se quite la vida”

Síguenos y danos un me gusta:

Un año después, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid archiva el caso. Con esta decisión la justicia deja claro que sale gratis perjudicar a una mujer hasta el punto de que se quite la vida. Por ello, exigimos la sanción de cárcel a las personas responsables y remuneración económica a la familia.

Una vez más, y ya son demasiadas, la justicia de este país demuestra que es patriarcal dejando desprotegidas a las mujeres. Verónica Rubio, de 32 años, casada y madre de dos hijos, conocida como la “trabajadora de Iveco”, en San Fernando de Henares (Madrid), se quitó la vida el 25 de mayo de 2019, después de que un video suyo íntimo fuese difundido entre los 2.500 empleados, el 77% de ellos hombres.

Cabe recordar que difundir o reenviar imágenes privadas sin consentimiento es un delito que puede ser castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses. 

Verónica acudió al departamento de Recursos Humanos de su empresa para denunciar lo que le estaba sucediendo, pero allí le dijeron que se trataba de un tema personal y no laboral.

Verónica pasa a ser, sin más, una víctima más de sexting, una forma de violencia machista, de violencia de género, pero no será así reconocida. Para la justicia, nadie, ni su exnovio, ni sus compañeros ni la empresa, son responsables de su muerte. Sin embargo, fue necesaria la complicidad de cientos y cientos de compañeros de trabajo para viralizar el video, pero la justicia no atribuye responsabilidad alguna a ninguno de ellos.

Desde Marea Violeta Jerez reclamamos la depuración de responsabilidad compartida entre la persona que difundió el video originalmente, la empresa –que no hizo nada para frenarlo y que fue denunciada por el sindicato Comisiones Obreras por incumplir el protocolo de acoso y la ley de prevención de riesgos laborales– y los compañeros que lo compartieron y se burlaron de ella.

La negligencia de esta justicia patriarcal con los responsables convierte en vulnerables a las mujeres y a las adolescentes –principales víctimas de sexting y sextorsión– y da alas a los hombres para seguir ejerciendo este tipo de violencia machista con total impunidad. La sociedad, en su conjunto, no debería permitir que no haya justicia para Verónica.

Cuando la sociedad, mediante su ley, no le da solución a tan lamentables hechos, está obligando a la víctima a buscar esa solución con su propia muerte

Desde Marea Violeta Jerez exigimos la sanción de cárcel y remuneración económica a la familia de la víctima a las dos personas responsables. La primera de ellas, y con mayor sanción, el ex novio por  la divulgación del vídeo e imágenes íntimas como promotor e incitador de la burla y vejación. La segunda, la persona responsable por parte de la empresa que incumplió, por su negligencia, con su responsabilidad de frenar un comportamiento vejatorio dentro de la empresa, por parte de los empleados de la misma, así como multas a cada uno de los trabajadores que participaron como cómplices divulgando dicho vídeo e imágenes.

El que la Ley tome medidas contundentes para con estas personas es de vital importancia para que no vuelvan a suceder en nuestra comunidad tragedias tan dramáticas, lamentables y vejatorias, pues, cuando la sociedad, mediante su ley, no le da solución a tan lamentables hechos, está obligando a la víctima a buscar esa solución con su propia muerte.

Denunciamos la indefensión en la que nos vemos las mujeres cuando la justicia no llega hasta el final en una causa, donde está muy claro quiénes fueron los responsables. Sienta un precedente nefasto, ya que les da alas a quienes violan la intimidad para que sigan haciéndolo. Sale gratis perjudicar a una mujer hasta el punto de que se quite la vida. 

Fue necesaria la complicidad de cientos y cientos de compañeros de trabajo para viralizar el video, pero la justicia no atribuye responsabilidad alguna a ninguno de ellos”

No nos olvidamos de los hijos de Verónica, y de todas las víctimas del terrorismo machista. Deben ser incluidos siempre en las denuncias. A esos críos se les roba la infancia y la salud mental.También queremos invitar a toda la sociedad a una reflexión conjunta acerca del doble rasero con el que se examina la vida sexual de hombres y mujeres, y cómo lo que en ellos se celebra, a nosotras se nos recrimina. Sin olvidarnos de la importancia de una educación en igualdad. De esta desigualdad también se aprovechan los agresores machistas a través del sexting. Dejémosles sin herramientas.

Marea Violeta Jerez.

OtroPeriodismo

OtroPeriodismo

Revista de información social y comprometida. En Twitter @Otro_Periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *