Parados con más de 52 años: “Me siento excluido por el sistema, defraudado”

Síguenos y danos un me gusta:
6

Fotografía: Julián Romera durante una de sus concentraciones junto al ayuntamiento de Onda (Castellón)./ Cedida.

Julián Romera y Joaquín García, en paro desde hace siete años, reivindican la reinserción de parados que superan los 50. Romera se manifiesta en la puerta del ayuntamiento de su localidad cada martes y jueves; García alza la voz desde la presidencia de la Asociación Víctimas del Paro.

    

Artículo 35 de la Constitución Española:

  1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

El invierno siberiano de Julián Romera y Joaquín García dura ya demasiado. A diario se levantan sin poder ejercer su deber, ni el gozo de trabajar dignamente. Son los pobres del presente y con mucha probabilidad los del futuro si no se remedia.

La última vez que Julián Romera salió de casa rumbo al trabajo fue hace siete años. Mecánico de profesión y montador de ascensores, en la recta final de su trayectoria laboral limpiaba y adecuaba senderos, algo estacional. Ante la impotencia, todos los martes y jueves Romera se manifiesta en la puerta del ayuntamiento de Onda (Castellón), localidad en la que reside.

Pancartas en mano, pide la modificación de la ley y medidas para facilitar la inserción laboral de esta generación y el cobro de ayudas. ‘No a la exclusión de mayores de 52 años’, ‘Ninguna persona sin ayuda’, ‘La pobreza no es delito’, son algunas consignas y reivindicaciones que carga en sus carteles y que ansía que hagan mella en la Administración para acabar con la exclusión social de los desempleados de su generación.

Los españoles –con independencia de su género– sin empleo a partir de los 50 años pueden estar condenados a la pobreza los últimos 30 años de su vida

Joaquín García, asturiano de nacimiento, ahora es vecino de la localidad sevillana de Utrera. Ha trabajado como ayudante de albañil, cobrador de aparcamientos… luego, ya entrado en la treintena, se marchó a Mallorca. Allí comenzó a trabajar como vigilante de seguridad, más tarde también en otras poblaciones de la península hasta los 47 años. Antes de ser desempleado ya promovió la formación de una organización a la que en principio denominaron ‘Nadie sin nada’, al ser espectador de cómo amigos y compañeros se quedaban en paro. En la actualidad preside la Asociación Víctimas del Paro (AVP).

Durante unos meses estuvo viviendo en una situación “casi límite”, cuenta García. Vivió durante cuatro meses en Almería con un amigo y sus hijos, en casa de un conocido que estaba esperando la orden de desahucio “hasta que se la quitaron”, abasteciéndose del agua de la calle y sin ingresos. A través de la asociación procura ayudar a otras personas en una situación extrema.

Joaquin García, presidente de la Asociación Víctimas del Paro, en una imagen retrospectiva cuando trabajaba como vigilante de seguridad./ Cedida
Joaquín García, presidente de la Asociación Víctimas del Paro, en una imagen retrospectiva cuando trabajaba como vigilante de seguridad./ Cedida

Como Romera y García, el resto de españoles –con independencia de su género– sin empleo a partir de los 50 años pueden estar condenados a la pobreza los últimos 30 años de su vida. Casi cuatro de cada diez desempleados del Estado español mayores de 50 años, en concreto el 39,2%, lleva buscando empleo cuatro años o más, en contraste con el 10,6% de los jóvenes que se encuentran en esta misma situación, según un estudio de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).

Justo cuando habla para OtroPeriodismo Romera no percibe absolutamente nada. El motivo: su padre ha muerto, y ha dejado a él y a sus hermanos una casa en la que aún vive su madre. Según cuenta, al no informar de ello a la Administración, le sancionaron con 11 meses de suspensión de la Renta Activa de Inserción (RAI), para mayores de 45 años, la misma que percibe García. Apenas 430 euros que débilmente les unen aún a la sociedad. “Me siento excluido por el sistema, defraudado. Hay muchísimas personas que están en esta situación. Con 52 años ya no tenemos derecho a nada”, afirma.

Cada mañana se levanta y da de comer a sus perros, revisa los diferentes portales en Internet por si hay alguna oferta de empleo y poco más. Recibe alimentos de un comedor social. Tiene la suerte de contar, al menos, con una caseta que poco a poco va acondicionando, aunque carece de suministro de luz y de agua.

La última vez que brilló una luz tenue al final del túnel del presidente de la AVP tuvo lugar al recibir una llamada del Servicio Público de Empleo (SEPE). “Ni siquiera fue una entrevista, era para comprobar los datos. Te llaman cuando cobras ayudas, si no no te llaman para nada”.

Cuando te va mal prefieres estar lejos para que tus familiares no lo sepan, le pasa a muchas personas sin techo”

Con un coraje poco corriente alimentado por el apoyo de algunos amigos y conocidos, el de Onda procura que la falta de oportunidades laborales no repercutan en su ánimo: “Tengo una moral, una dignidad y una autoestima muy grande”. Por fortuna su familia vive en otra comunidad y son ajenas a todo. “No lo concebirían”. Y lo mismo le sucede a García: “Cuando te va mal prefieres estar lejos para que tus familiares no lo sepan, le pasa a muchas personas sin techo. Cada vez están más desmoralizados porque a medida que pasa el tiempo se complica más su inserción laboral y les causa ansiedad, depresiones”.

A pesar de todo, el presidente de AVP no pierde la fe, incide en que la voluntad política puede acabar con este largo y duro invierno: “Que no haya nadie sin techo, ni ningún hogar sin ingresos”.

Maria Luisa Parra

Maria Luisa Parra

En twitter @MLPARRAGARCIA Periodista.

2 comentarios sobre “Parados con más de 52 años: “Me siento excluido por el sistema, defraudado”

  • el junio 25, 2018 a las 1:53 pm
    Permalink

    Hay una proposición no de ley aprobada en el Congreso de los Diputados, aprobada por todos los partidos, menos PP, para que se vuelva a tener las mismas ayudas que antes de la crisis para parados mayores de 52 años, pero parece ser que hay otras cosas que les interesa resolver antes que lo nuestro, pues van a perder un montón de votos, que sigan haciendo el canelo, que país.

    Respuesta
  • el julio 4, 2018 a las 3:24 pm
    Permalink

    Si panda de sinverguenzas osea que es mas urjente sacar a franco de donde esta y quitar medallitas a torturadores que aprovar el subsidio mayores de 52.franco puede esperar si yeva hay metido 40 años y el de las medallitas ygual yo tengo 52 años y ace un año ke no cobro nada de nada entoncesss yo de que vivo del aireee so cabroness… Derogad yaaaa subsidio mayores de, 52 yaaaaaaaa urgente coñoooool

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *