Celadores de toda Andalucía “dan un golpe en la mesa” y exigen mejoras tras la crisis sanitaria del coronavirus

Síguenos y danos un me gusta:
0
288
fb-share-icon20

Reclaman, entre otras medidas, la reforma del Estatuto de los celadores y la actualización de los salarios. Por otro lado,  señalan la desprotección del colectivo durante la pandemia, a pesar del alto riesgo de contagio al que están expuestos. 

Los celadores y celadoras son los profesionales que han estado en primera línea durante toda la pandemia del Covid-19. El colectivo se ha erigido como una pieza fundamental para que el engranaje del sistema sanitario funcione de forma eficiente. 

Por ello, la Asociación Andaluza de Celadores (Asance) ha impulsado manifestaciones en la puerta de todos los hospitales de de la comunidad, para decir “basta ya”. Denuncian que son “tratados como el último mono”, así como la desprotección que han vivido especialmente en los meses más críticos de la mayor crisis sanitaria a la que se ha enfrentado el país. Señalan que el riesgo de contagio del colectivo ha sido igual que el de los sanitarios y sanitarias.

Manifestación en el Hospital de La Línea de la Concepción, en Cádiz./ Cedida

Expresan la necesidad de una reforma en el Estatuto de los celadores, vigente desde 1971, y la actualización de los salarios que reciben hasta con un mes de retraso. También, un trato equitativo en cuanto al resto del personal sanitario, respaldo legal en sus funciones dentro del lugar de trabajo, y la inclusión de la mujer como “celadora” dentro del Estatuto. 

“Podemos y tenemos la posibilidad de dar un golpe en la mesa y hacerles ver a todo el sistema sanitario andaluz y a toda la ciudadanía, que los celadores y celadoras, por fin nos hemos unido”, afirman desde la asociación en las redes sociales.

Estas reivindicaciones no son recientes. Los celadores y celadoras reclaman desde los tres últimos años –previos a la crisis del coronavirus– el reconocimiento por parte de las entidades sanitarias y de  la ciudadanía del trabajo del celador como una labor de riesgo. 

Cabe recordar que son trabajadores “no sanitarios”, pero al servicio de las instituciones sanitarias. Ahora, tras la crisis producida por la pandemia su enojo, y el de todo el pueblo, es aún mayor. 

La labor fundamental de un celador, entre muchas otras, es la de mantener el funcionamiento y cumplimiento de las normas establecidas en todos los hospitales. 

OtroPeriodismo

OtroPeriodismo

Revista de información social y comprometida. En Twitter @Otro_Periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *